Mala alimentación de años, problemática de ahora

Un artículo del portal Forbes México del año 2017 señala que el 60% de los alimentos que consume un mexicano todos los días es comida procesada

Un artículo del portal Forbes México del año 2017 señala que el 60% de los alimentos que consume un mexicano todos los días es comida procesada, de ahí los problemas de obesidad y diabetes que se reportan en el país, de acuerdo con la Universidad Autónoma de Chapingo.

Pero se imagina que alguien de 40 años de edad que viene consumiendo ese tipo de alimentación, para esta pandemia es un fácil caldo de cultivo, porque las defensas de esa persona estarán muy bajas.

No existen los nutrientes necesarios para hacerle frente, y aunado a ello, si padece de alguna enfermedad crónica.

Entonces se alimentó mal por muchos años a los niños, y los adultos que ahora tiene México, por esa razón, –no es de sorprenderse- se están muriendo.

En los últimos 40 años la cifra de niños y adolescentes con obesidad en el mundo se multiplicó por 10, al tiempo en que la cantidad se está acelerando en los países de ingresos bajos y medios, de acuerdo con un estudio del Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Respecto al problema de diabetes, este padecimiento está entre las primeras causas de muerte en México, donde alrededor de cuatro millones de personas están diagnosticadas con dicha enfermedad, según la Federación Mexicana de Diabetes.

Para una mejor dieta se deben incluir cereales, granos, plantas y alimentos de origen animal con bajo aporte de grasa que en conjunto son una solución a la mala nutrición y consecuencias como el sobrepeso.

En la milpa y en el campo también encontramos ingredientes que aportan vitaminas y minerales como el maíz, el jitomate, el frijol, la calabaza, el chile, los quelites, las frutas, las verduras y las semillas. Todos estos alimentos -procedentes de la dieta general de Mesoamérica- son parte de una alimentación balanceada y diversa.

Pero, ¿qué tanto nos alimentamos de esa forma? No estamos siguiendo las reglas básicas para estar bien.

El resultado lo tenemos ahora. El coronavirus vino a desnudar esta situación, donde todos tenemos algo de corresponsabilidad.

No podemos culpar solo a las instituciones de Salud, cuando por décadas en las familias se tiene en la mesa productos que contienen un alto grado de azúcares y grasa.

Esta dieta es la que tiene altos costos, y a todos nos cuesta. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura, México tiene una de las peores dietas y hábitos alimenticios, ya que ocupa el primer lugar en obesidad y sobrepeso con 32% de la población.

Además un análisis sobre la práctica deportiva elaborado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados, indica que en México 80% de las mujeres y 62.5% de los hombres no realizan ninguna actividad física.

Todo es como un coctel dañino a nuestra persona. Si podemos parar el coronavirus, la otra meta sería parar la mala alimentación, ahí está una de las claves contra las próximas pandemias.

PARÉNTESIS

Además del cierre temporal de los comercios que no son de primera necesidad, también se modificó la hora del cierre de los mercados del municipio. El mercado José María Pino Suárez estará cerrando sus puertas a las 16:00 horas y el tianguis campesino, Jesús Taracena Martínez a las 18:00 horas. (kundera_w@hotmail.com)