OPINIÓN

Maltrato infantil, sus efectos, y el auxilio para controlarlo
03/09/2019

El maltrato infantil en México no es un tema nuevo. El año pasado el país ocupó el deshonroso primer lugar. Los conflictos familiares son un detonante para que las cifras se eleven.

De acuerdo a las estadísticas son Guanajuato, Tamaulipas, Quintana Roo y Tlaxcala los estados donde más violencia sufren los menores.

El Sistema Nacional de Protección integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) reportó 27 casos de maltrato infantil en la entidad en lo que va del año. La Secretaria Ejecutiva del organismo, Teresa Cárdenas Fojaco, precisó que los últimos hechos ocurrieron en los municipios de Cárdenas y Comalcalco.

Se habla mucho de las tensiones y el propio estrés, enfermedades llevadas a los hogares, pero el mayor mal es cuando se desquitan con los menores.

Madres o padres que matan a sus hijos porque no dejan de llorar. Golpes que provocan la muerte porque el niño no hizo caso. Son acciones equivocadas presentadas sobre todo en parejas disfuncionales, con una forma de pensar muy corta, cuya única solución es el maltrato.

Derivado de ello viene todo un trabajo profesional psicológico, donde se corre el riesgo de las secuelas en los pequeños, aunque el objetivo es volver a una realidad tranquila, lejos de los golpes.

Es tan delicado el tema que los propios padres de familia no aceptan tal problema. Su blindaje es la corrección, y una forma de educar, porque así lo hicieron con ellos cuando su infancia.

Pero la respuesta a esos planteamientos proviene de una conducta con mal carácter, que los lleva a no saber controlar su ira y emociones.

El Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (Unicef) en México, sostuvo que la violencia que viven los niños y adolescentes es generalizada, las agresiones las encuentran en sus casas, las escuelas y en la calle.

Algunos de los factores negativos de la violencia en los niños y adolescentes es el aumento de los elementos de riesgo, porque los limita en su acceso a la educación, perjudica su salud, pero sobre todo a su bienestar en general.

En 2019, seis de cada 10 niños y adolescentes (de uno a 14 años) han experimentado algún método violento de disciplina; uno de cada dos ha sufrido presión psicológica por algún miembro de la familia, y uno de cada 15 ha recibido alguna forma severa de castigo.

La disciplina violenta en el hogar es un concepto amplio que abarca múltiples formas, por lo que su diferenciación es más compleja, pues no sólo hacen uso de ella los padres y tutores, sino hermanos, abuelos y tíos, entre otros.

Lo mejor es darles a los infantes una calidad de vida. Los papás son la llave que sirve para abrir la razón y el entendimiento.

PARÉNTESIS        

El gobernador Adán Augusto López Hernández anunció una inversión de manera conjunta con SOTOP, Itife, Invitab y Secretaria de Bienestar, del orden de los 120 mdp, dijo que ya dio inició con el programa de construcción de vivienda, un compromiso con los tabasqueños. Hay mucho por hacer y paso a paso se pueden ir combatiendo los rezagos.




DEJA UN COMENTARIO