Manejo integrado de la Zona Costera

El Impulso de la Zona Costera nos brindará condiciones más naturales para vivir respetando la costa y el mar

En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, celebrada en Río de Janeiro en el año 1992, se dedicó el capítulo 17 del Programa 21, a la protección de los océanos y de los mares de todo tipo, incluyendo mares cerrados, semi cerrados, los ubicados en las zonas costeras; con el propósito de realizar un nuevo plan para de acción internacional para protección, utilización racional y desarrollo de los recursos vivos.

El Capítulo 17 de tal documento señala que el medio marino, océanos, mares y zonas costeras adyacentes; constituyen un manejo integrado, que es precisamente el componente esencial del sistema mundial de sustentación de la vida, el cual ofrece posibilidades de un desarrollo sostenible.

Lo anterior exige nuevos enfoques de la ordenación y el desarrollo del medio marino y las zonas costeras. Sin embargo, en lo que respecta a la legislación mexicana aún no se ha definido legalmente el término "zona costera", por lo tanto, habrá que referirse a la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos en el art. 27, que en su tercer párrafo establece que se debe hacer una distribución equitativa de la riqueza pública, cuidar de su conservación para lograr un desarrollo equilibrado del país y mejoramiento de las condiciones de vida de la población rural y urbana.

El manejo integrado de la zona costera refiere asegurar un manejo más efectivo de los ecosistemas logrando al mismo tiempo desarrollo y equidad entre las futuras generaciones contando con tres factores claves: sociedad, economía y medio ambiente.   De acuerdo a la ley las autoridades de los tres órdenes de gobierno, federal, estatal y municipal tienen la facultad de las acciones en materia ambiental y mediante su ejercicio deberán actuar sobre los agentes del medio ambiente.

El gobierno de México a través del documento Política Ambiental Nacional para el desarrollo sustentable de océanos de Costas de México (2006), busca establecer bases para el fortalecimiento de sus políticas públicas en las regiones costeras y marinas. Tal política estableció el marco estratégico para a conservación, uso de los océanos y costas, propuso un modelo basado en el ecosistema, holístico, adaptativo, multidisciplinario y participativo.

Pero para propiciar el crecimiento económico y mejorar la calidad de vida de los habitantes en un entorno y equilibrio ecológico se deben enfrentar algunos retos como: la alineación de un agenda transversal, a través de los programas acciones y proyectos que desarrollan las dependencias públicas de los tres órdenes de gobierno para disminuir los impactos que se derivan de la generación de contaminantes hacia costas y océanos, asimismo se debe ordenar la tierra y el mar para enfrentar los efectos del cambio climático, planear el desarrollo urbano para un manejo armónico y de generación de empleos para las poblaciones costeras.

De igual manera, se deberá impulsar la ordenación efectiva de los espacios oceánicos, marinos y costeros de todo el país y desarrollar políticas en las que participen las autoridades representativas de los diferentes órdenes incluyendo la práctica de mecanismos más eficientes en toma de decisiones mientras se conserva la salud de costas, mares, seguridad y medio ambiente. (Integrante activa del Colegio de Administración y Políticas Públicas)