OPINIÓN

Migrantes de carne y hueso arriba de La Bestia
27/08/2018

Hace unos seis años viví la experiencia de subir al tren llamado La Bestia. El trabajo periodístico se trataba de ir a Tenosique para buscar testimonios de los migrantes que vienen de Guatemala, El Salvador y Honduras.

Me anclé en la casa refugio La 72, que en aquel entonces estuvo bajo la administración de Fray Tomás González, hoy hasta donde sé sólo es el vocero, porque un grupo de extranjeros se adueñaron del lugar.

En aquel albergue estuve dos días. Al tercero, muy temprano alguien grito que La Bestia había llegado, y que se tenían pocos minutos para abordarlo.

En fila, luego de un trago de café, nos condujeron hacia las vías. En esa travesía viajaría el mismo Fray junto a su comitiva, así como algunos corresponsales internacionales.

Arriba estuve por espacio de cinco días. Aproximadamente viajaban unos cien migrantes repartidos entre varios vagones.

Recuerdo a una joven pareja que en brazos llevaba al pequeño Kevin, un niño de apenas tres años de edad, quien copiosamente señalaba a las personas y sonría.

Sobre esa plataforma donde íbamos hondureños y guatemaltecos pasamos el día y la noche, calor, frío, y un poco de hambre, pero igual el miedo de que en cualquier momento podríamos ser asaltado, si bien nos iba, por los Maras o el crimen organizado.

La Bestia corrió a unos 40 kilómetros por hora, e hizo pocas paradas, su destino: Coatzacoalcos.

Recuerdo a un hombre que llamaban "El Cristo", porque casi en todo el viaje estuvo de pie y con los brazos extendidos, y quien gritaba que en quince días estaría en su casa de New York mirando la televisión.

Roberto, un migrante de origen hondureño platicó que atrás dejaba a su familia, su esposa y tres pequeños, porque el sueño era llegar a los Estados Unidos, buscar un trabajo y luego enviar dinero.

En ese entonces los clérigos que viajaban querían comprobar la ruta, saber las estaciones donde el tren se detenía. El Fray apuntaba y trazaba cada lugar como una especie de mapeo.

Entre las historias, sobre todo de aquellos que era su tercera o cuarta ocasión arriba, se oían los asaltos, el maltrato que elementos del Instituto de Migración, sobre los cobros a que eran objeto por parte de los polleros y otras autoridades.

Recuerdo cómo insistía una mujer en decir que en los Estados Unidos estaba su hermana, quien ya la esperaba para darle un trabajito en una fábrica, y con el dinero que ganaría construiría su casa en Guatemala.

En ese viaje estuvieron cientos de sueños, que se combinaban con las miradas de esos migrantes que ni ellos sabían en realidad cuál es su destino final.

De acuerdo a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en el 2017 se registraron 412 fallecimientos, más que en el 2016 (398). Mientras que en 2017 la patrulla estadounidense documentó un total de 341,084 detenciones en la frontera sur de Estados Unidos, en 2016 la cifra había alcanzado las 611,689 personas arrestadas.

PARÉNTESIS

EL legislador electo Manuel Rodríguez González aseguró que los próximos diputados federales de Morena pelearán para que Tabasco tenga un mayor presupuesto público en el 2019. Apuntó que ante la crisis financiera que atraviesa el sector salud del estado no podrían hacer nada para dotarlo de más recursos, pues el tema le compete a la Secretaría de Hacienda porque es quien maneja el presupuesto federal.





DEJA UN COMENTARIO