OPINIÓN

Militares invisibles, la ayuda que falta ser reconocida
13/10/2020

Hace unos días llegó el agua. Hace unos días cientos de familias lo perdieron casi todo, y los que no, vivieron un estrés ante la situación de quedar como islas.

Personas de varias comunidades no pudieron salir de sus hogares, sobre todo por el miedo de que les roboran las pocas pertenencias que con esfuerzo vienen comprando.

Dentro de lo sucedido se implementó el Plan DIII. Un grupo del Ejército mexicano empezó su tarea de limpieza y rescate.

Sin embargo, es una acción que los mismos ciudadanos no observan con detenimiento, como el dejar hacer… dejar pasar.

Cada uno de los elementos de la milicia que hoy participa preparando comida, ayudando a los damnificados a sacar sus cosas, cargando entre el agua a personas, barriendo patios, acomodando enseres, merece un enorme reconocimiento.

Son héroes anónimos que en cada desastre natural están presentes, pero a la vez se muestran invisibles, porque el valor que les da es poco e incluso nada.

Falta, sobre todo a estas nuevas generaciones, enseñarles el respeto por estas personas, porque además de pertenecer a un grupo militar, son humanos, y sientes, y se enferman, porque muchos tienen la mala idea que son de plomo, y a pesar de meterse al agua, andar todo el día con sus botas y uniforme, pareciera que no sienten nada.

La verdadera razón es que igual tienen que alimentarse, descansar, porque sus jornadas de trabajo son difíciles por el ritmo que tienen.

Ver a un militar es sinónimo de respeto, así debería de ser, porque además de honrar a la patria, en estos casos de desastres, son los primeros en ofrecer la ayuda sin pedir nada a cambio.

A la entidad arribaron unos 700 elementos de la Ciudad de México, con 45 vehículos terrestres quienes pasaron la noche en Minatitlán, Veracruz, y para auxilio a la población llevan una lancha Zodiac, especial para aguas poco profundas; equipo de buceo, estaciones de radio para comunicación y binomios caninos para la búsqueda y rescate de personas. 

El teniente coronel de infantería, Iván Flores, informó que todo este personal está desempeñando el Plan DN-III en su fase de auxilio. Los trabajos que han realizado es proporcionar seguridad a las personas, sus bienes y su entorno, retirando a la población a lugares seguros, en refugios que las autoridades civiles han acondicionado. 

“Personal militar también se encuentra repartiendo despensas, colchonetas que son proporcionadas por las presidencias municipales, y ayuda que está llegando del exterior, principalmente de Puebla y Oaxaca", puntualizó.

Falta que por conciencia propia demos ese lugar a los militares. Su estancia en el estado, además de proporcionarnos seguridad, se suma todo ese apoyo social, sobre todo en las zonas donde el agua todavía no baja, y los pobladores viven anegados.

Su labor debe ser reconocida. No sólo en esta ocasión sino siempre, porque igual estuvieron en el 2007, en la peor inundación en Tabasco, donde demostraron su lealtad a la patria, pero sobre todo a la sociedad civil.

PARÉNTESIS

El Coordinador del Instituto de Protección Civil de Tabasco, Jorge Mier y Terán Suárez, dio a conocer que la circulación de vehículos en el Malecón de Villahermosa continuará cerrada desde el cruce con Avenida Gregorio Méndez Magaña y hasta Ruiz Cortines durante varios días. (kundera_w@hotmail.com)




DEJA UN COMENTARIO