OPINIÓN

ESCALA CRÍTICA

Morena, con encuestas favorables en 14 de 15 estados; viene lo difícil
12/09/2020

ECHAR las campanas al vuelo o adelantar vísperas no es lo más adecuado en cualquier actividad y menos en política. Muchas veces la confianza en que se va muy delante de los adversarios puede ser contraproducente. En los circuitos de Morena recibieron con bombo y platillo la información de que si hoy fueran las elecciones –que se realizarán el 6 de junio de 2021-, la coalición en el poder ganaría 14 de las 15 gubernaturas que estarán en disputa...solo que faltan nueve meses.

No hay duda que Andrés Manuel López Obrador sigue teniendo una alta preferencia entre los ciudadanos de acuerdo a los más recientes sondeos (un concentrado lo coloca en un 58% de aprobación), a pesar del natural desgaste en el poder y de la intensa campaña de sus opositores. También a pesar del disparejo acompañamiento de Morena y de situaciones imprevistas, como la epidemia del COVID-19 con su consecuente impacto económico.

Pero aunque AMLO de una u otra manera esté en las campañas no estará en las boletas. No es lo mismo. AMLO estará en las campañas porque tener el poder presidencial, pero cada candidato y cada organización a nivel estatal tienen que hacer lo suyo.

PASAR LOS FILTROS

TAMBIÉN Morena tiene que pasar dos aduanas: una inmediata, que es la selección de su dirigencia nacional por medio de las encuestas del INE y luego la definición de sus dirigencias estatales y municipales; otra a mediano plazo, la selección de sus candidatos a las 15 gubernaturas, 500 diputaciones federales, más de mil diputaciones locales y un mil 926 presidencias municipales en 30 estados. No es casual que el INE califique al del 2021 como el evento electoral "más grande y más complejo" de la historia de nuestro país.

Pero será complejo no sólo para el INE sino también para todos los partidos y coaliciones, incluyendo a Morena. Por eso mismo el PRI, PAN y PRD buscan concretar un frente electoral.

Le decía que circula una medición de campo que le otorga, actualmente, una mayoría arrolladora a Morena: 14 de 15  gubernaturas. Es lo que dice el reporte de Demoscopía Digital, Estudios de Opinión Pública. Por lógica puede adelantarse que si esta es la percepción respecto a los cargos estatales, en lo concerniente a los cargos federales el peso de la imagen de AMLO será  mucho mayor. Pero...

En estos días veremos cómo transcurre la contienda interna de los grupos y personalidades en Morena. La encuesta del INE determinará qué bloque se queda con la conducción de esa coalición, pero también hay indicios de que vendrán una serie de impugnaciones y demandas; de hecho este inusual proceso transcurre con un reclamo legal interpuesto por el dirigente interino, Alfonso Ramírez Cuéllar, sin contar con que Bertha Luján, quien preside el Consejo Político, se retiró de la contienda por considerarla ilegal. Fue su argumento.

Ahora bien, suponiendo sin conceder que la encuesta de Demoscopía sea acertada, la interrogante es: las personas que escoja Morena –como dirigentes nacionales y estatales, así como candidatos- ¿le añadirán puntajes o le restarán?

LA BRECHA SE CIERRA

SIEMPRE según el sondeo citado, estados donde la diferencia a favor de Morena es tal que sólo un desastre le haría perder (Michoacán, Guerrero, Tlaxcala, Zacatecas); hay una entidad donde la ventaja favorece al PAN (Querétaro); pero hay por lo menos seis estados donde la contienda puede cerrarse (Sonora, Chihuahua, Nuevo León, Baja California Sur, Sinaloa y San Luis Potosí). Como le decía, todavía falta que Morena resuelva factores internos y, por supuesto, las campañas.

Por su parte, la oposición que hasta ahora se ha visto desalentada y desorganizada, comienza a buscar en serio una coalición con un solo objetivo: frenar a López Obrador. 

En este sentido están caminando las dirigencias del PRI, PAN y PRD a nivel nacional. Los números en los estados también serán determinantes para sus alianzas.

En Tabasco, donde la contienda estará enfocada a las diputaciones y las alcaldías, personajes de esos tres partidos iniciaron "pláticas formales" esta semana y hasta parece que ya cuentan con un lema: "Tabasco nos une". Aunque también se hacen acompañar de otra frase "Juntos sí podemos", ésta tiene el peso de su contrario: sólo así podemos, lo cual no es muy bien visto por los estrategas electorales.

Quienes estarían en los primeros acercamientos locales serían Juan Manuel Fócil Pérez, senador por el PRD y ex aspirante a la gubernatura, con el nuevo líder solaztequista Francisco Cabrera; Manuel Andrade Díaz, ex gobernador por el PRI, así como el dirigente de ese partido Dagoberto Lara; lo mismo que Juan José Rodríguez Prats y Pedro Gabriel Hidalgo, del PAN. En Tabasco, el eje de una alianza opositora sería PRI y PRD, los únicos que actualmente tienen presencia en el Congreso local.

AL MARGEN

ESTUVO en Villahermosa uno de los 51 aspirantes a la dirigencia de nacional de Morena, el senador suplente Alejandro Rojas. Sus propuestas más destacadas en los medios –aunque no las únicas- fueron que propondrá que cuando AMLO termine su mandato presidencial haya una consulta para cambiarle que la entidad se denomine "Tabasco de López Obrador", como "Puebla de Zaragoza" citó de ejemplo; la otra, que en las elecciones de 2024 AMLO se postule...a la gubernatura de Tabasco.

Aunque hay medio centenar de aspirantes, diversos medios colocan en la palestra a Mario Delgado –en campaña desde hace un año-, Porfirio Muñoz Ledo –quien se acaba de incorporar a la carrera-, Yeidckol Polevnski, Gibrán Ramírez y Alejandro Rojas. Habrá, seguramente, reacomodos, coaliciones, declinaciones. (vmsamano@hotmail.com)




DEJA UN COMENTARIO