OPINIÓN

NOTICIAS

OPINIÓN



16/03/201805:00 a.m.Autor: El Jaguar
Parto doloroso

Parto doloroso

El proceso interno es una oportunidad para afianzar o dilapidar la rentabilidad político – electoral, su impacto se vislumbra en la medida en que las candidaturas y los no beneficiados salgan cohesionados para enfrentar la lucha electoral de a deberás.

Desde hace varios años, la puja interna ha representado una sangría severa para los partidos, si no pregúntenle al PRI, que es el instituto que más ha nutrido a la disidencia. Hoy literal y formalmente las dirigencias, sobretodo en época electoral, tienen que hacer de todo y negociar con todo para que haya los menos desilusionados y por ende eyectados; el fenómeno éste donde parece que lo más complejo son los procesos internos, ha llegado para quedarse y de ello los partidos y los actores deben aprender y mucho, para no repetir los errores que los debiliten y los presenten como un flan el día de la jornada electiva.

Nadie puede negar que en Tabasco la atención estuvo y sigue estando en la unción de candidatos en el Perredismo; la designación dejo a varios visores, analistas y malquerientes desilusionados por así decirlo. Y es que muchos no creían que fuese “neta” que el Gobernador no utilizaría voto de calidad en las designaciones, por ende se escucha exclamaciones asombrosas en el sentido de que “no se ve la mano de Arturo Núñez”, y también de muchos ponzoñosos que reconocen que de su gestión como gobernador tienen sus reservas, pero que hasta el momento “reconocen” su congruencia al ver y practicar la política; “en el partido se centran en ganar el gobierno, y en el Gobierno se está atento en terminar con dignidad, auto análisis y profesionalismo el encargo, conforme a la ruta trazada; ambas posturas gozan de una ruta propia, aunque no son excluyentes”, nos comentaba un connotado fundador.

El PRD como motor del frente, sigue en la tarea de la conciliación, cohesión y dinamización de las fuerzas para presentar una propuesta integral de gestión gubernamental eslabonada para el próximo sexenio.

También en un ejercicio de autocrítica y diagnostico prospectivo se sabe que en el PRD el parto le ha resultado harto doloroso, amén de que hasta se enojaban cuando los críticos marcaban la mecha corta de las tribus, hoy al interior se reconoce que la explosividad de ellas ha dificultado la negociación interna; en las pretendidas nuevas (que no son otra cosa que las correctas) formas de práctica política, ya se verá que tanto afectan las negociaciones que llevaron a “pepito” Mollinedo a poder designar por partida triple, o el despropósito o pifia legal que se mantuvo por conveniente negociación de intentar postular al Dr. Barradas a la candidatura a Diputado, aun cuando es presunto indiciado. Ya veremos si al bajado de la contienda, le otorgan el beneficio de atender el alumbramiento de su sustituto…

Rosetitas. La Zona Económica Especial requerirá de voluntad política y profesionalismo ejecutivo; sin duda una nueva oportunidad para la dinamización de la economía tabasqueña.

Zarpazo. En la casa Herrera de la Fuente, sí que gozan de rentables y buenos oficios. ¡ahhh que bonita familia!

Zarpazo bis. Morado quedo de la tunda que le propinaron por alevoso; bien los describió Kumamoto con su lapidario “mapaches partidistas”…