OPINIÓN

PASIÓN Y RAZÓN
18/11/2021

En algunas de las anécdotas sobre sus inicios como primera ministro de Gran Bretaña, Margaret Tatcher reconoció haber moldeado su “impaciencia” luego de las “lecciones” de la Reina Isabel, en cuanto a ejercer el poder.

Durante sus primeros encuentros semanales con la reina en el palacio de Buckingham, “la dama de hierro” llegaba 15 minutos antes. Allí la dejaba la reina. Eran los 15 minutos que marcaba la distancia que separaba la experiencia en el trato político, con quien llegaba a las grandes ligas de la diplomacia y la toma de decisiones.

José Antonio Marina en su obra “La pasión del poder”, establece que la condición humana se  mueve por tres grandes deseos: el placer, la vinculación afectiva, y la ampliación de las propias posibilidades. Entendido este último como el deseo de poder, ambivalente, fascina y repele. Ejercerlo es cosa seria.

En Tabasco, durante la última semana se presentaron tres escenarios que no pueden pasar desapercibidos por el tamaño de las inquietudes y el efecto en el terreno de las coincidencias.

Primero las declaraciones del ex secretario de gobierno César Raúl Ojeda Zubieta, respecto al futuro de Morena en Tabasco y el acomodo de fuerzas al interior del partido del presidente.

Si bien el posicionamiento lo llevó a ser designado delegado político en Morelos, todavía no tomaba protesta cuando el partido gobernante se desayunó con una nueva inconveniencia interna entre el Secretario de Gobierno, Guillermo Del Rivero León y el poder legislativo de Tabasco, en ocasión de la comparecencia de funcionarios ante el congreso local.

No es sin embargo, la primera ni la única diferencia que en el pasado inmediato se han presentado en el ejercicio público choco.

En julio de 2018, el entonces secretario de gobierno Gustavo Rosario Torres –que había sustituido a Ojeda- presentó su renuncia a cinco meses de cerrar la administración. El también ex procurador de justicia, mantuvo diferencias con el entonces congresista José Antonio de la Vega, luego que éste acordara temas personalmente con el titular del Poder Ejecutivo.

Rosario Torres, para no variar, en la administración de Andrés Granier Melo, mantuvo diferencias serias con el entonces secretario de Gobierno Humberto Mayans Canabal.

Por ello, toma importancia y vigencia en todo este escenario “sui generis” de ejercicio de poder, el discurso del gobernador interino Carlos Manuel Merino Campos, durante el tercer informe de gobierno.

«Tabasco vive la mejor de sus épocas, es el momento de su máximo esplendor tropical y político, en el que su pueblo vive con mayor bienestar…Todos quienes integramos este gobierno, trabajamos con el firme propósito de proporcionar bienestar y generar las condiciones para tener un Estado justo, libre, democrático, soberano y fraterno. No aspiramos al perfeccionamiento, ni al pensamiento único, la oposición a nuevas y mejores formas de gobernar son legítimas, pero equilibremos la pasión y la razón».

MORENA vs Morena, sería pues un mal mensaje.

Esta, es la pasión en el trópico que ha sido retratada inclusive por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en su libro “El poder en el trópico”.

KYBALIÓN.- Hoy estará en Tabasco el líder nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, a fin de pasar lista a los “protagonistas del cambio”.

Delgado trae una tropicalizada inquietud interna en su partido. Una ocasión propicia para equilibrar pasión y razón.

Se esperan posicionamientos importantes para apaciguar ánimos y encauzar ruta de la 4T en la tierra del presidente.




DEJA UN COMENTARIO