OPINIÓN

OPINIÓN

Peña Nieto, Videgaray, las redes de la impunidad y la corrupción
14/11/2020

No es una decisión fácil cuando un nuevo régimen decide acabar con la impunidad, poner freno a la corrupción y comenzar un nuevo modelo de administración del Estado. Algunos países han optado por las leyes o políticas de "punto final", una especie de borrón y cuenta nueva. Decisión más compleja todavía cuando involucran crímenes genocidas. Así sucedió en Chile, Argentina, Uruguay, y muchos países más.

En México sí hay crímenes que juzgar; seguramente se hará. Pero lo que sin duda cimbrará las estructuras del llamado sistema mexicano es cortar todas las complicidades que mantienen hipotecado y en remate al país.

Ahora trascendió que la Fiscalía General de la República realiza investigaciones sobre las presumibles conductas ilícitas de Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray, así como se sabe que hay carpetas que involucran a Felipe Calderón y varios de sus ex colaboradores.

Una y otra vez ha reiterado el presidente Andrés Manuel López Obrador que hubiese deseado no mirar atrás. No es partidario, sostiene, de venganzas políticas pero que se cumplirá la ley.

Expresó el mandatario: "La Fiscalía está haciendo la indagatoria y está llamando a comparecer a presuntos involucrados o responsables, eso se maneja con independencia y autonomía (en el caso de Peña Nieto y Videgaray). Vamos a esperar a que termine de integrar todos estos expedientes y se pida a los jueces que ellos decidan, si hay culpabilidad".

El periódico El Universal de la Ciudad de México publicó que Emilio Lozoya, en su ampliación de su declaración el pasado 8 de octubre, afirmó que Peña Nieto y Videgaray, ex secretario de Relaciones Exteriores y de Hacienda, utilizaron fondos de los sobornos de la firma brasileña  Odebrecht para pagar campañas contra López Obrador en el 2012.

Poco antes del reporte del citado matutino, otro rotativo de la Ciudad de México, el diario Reforma, informó que la Fiscalía investigaba a Peña Nieto por "traición a la patria".

UNA BANDA CRIMINAL

De acuerdo a la fiscalía que encabeza Alejandro Gertz Manero, Peña Nieto fue el jefe de una banda criminal que participó en actos de cohecho y de traición a la Patria. Varios son los delitos que llevan al Abogado de la Nación a concluir que resulta necesaria una solicitud de orden de aprehensión en contra el ex poderoso Luis Videgaray, a quien se veía como sucesor del mexiquense.

De acuerdo al reporte del  periodista Abel Barajas, con base en la solicitud de orden de aprehensión contra el exsecretario de Hacienda (pero que por el momento un Juez desechó) el expresidente Peña Nieto "fue autor mediato de los delitos mencionados y los de carácter electoral", ilícitos cometidos  " utilizando como instrumento a Videgaray y a Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex".

"Peña Nieto –según el documento citado por Barajas-, se apartó del Estado de Derecho y utilizó el cargo para el que fue electo con el fin de delinquir. Con su actuar ilícito no sólo obtuvo beneficio personal sino procuró ´también el beneficio de la empresa Odebrecht quien los había ya hecho objeto de cohecho, traicionando a la Patria con su mal desempeño´".

En las referencias concretas, la solicitud de orden de aprehensión contra Videgaray señala que "A instancias del Mandatario (su jefe inmediato), Videgaray distribuyó ´de manera espontánea y por interpósita personas´ 121 millones 500 mil pesos a los legisladores panistas Ernesto Cordero y Jorge Luis Lavalle; al dirigente partidista Ricardo Anaya y al legislador priista David Penchyna Grub´".

El objetivo de tal reparto de dinero fue para obtener su voto a favor de la Reforma Energética. Siempre según el documento cuitado la traición a la Patria se configuró " al impulsar las reformas estructurales para otorgar beneficios a empresas extranjeras como Odebrecht y que podrían beneficiarse del aprovechamiento y explotación de los recursos naturales que por mandato constitucional son propiedad de la Nación". La corrupción en ese sentido, señala, fue una acción sistemática; bajo el liderazgo de Peña, Videgaray y Lozoya funcionaron "como un Estado dentro de un Estado e implementaron una política de actos de corrupción".

Por el momento el proceso está en suspenso. La Fiscalía de la República revisa la presentación de la solicitud de búsqueda y captura de Luis Videgaray; lo requiere de manera urgente porque, sostiene, podría obstaculizar las investigaciones destruyendo documentos o interviniendo con los posibles testigos.

El tema no es simple. Va más allá de dos, tres o más funcionarios; apunta a todo una red de negocios con ramificaciones internacionales.

POSTDATA

El presidente estará este fin de semana en Chiapas y Tabasco. Evaluará las acciones para apoyar a los afectados por las inundaciones. Mientras, un importante proyecto de Pemex y Hokchi Energy arrancó en la entidad. Acudió a inicio de operaciones Octavio Romero, director de Pemex y la secretaria de Energía, Rocío Nahle.




DEJA UN COMENTARIO