OPINIÓN

“Pepe Moreno”, la marca de sandalias que cruzó fronteras
05/08/2020

Recientemente la RAE ha definido resiliencia como la “capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador, estado o situación adversa”. En otras palabras, es la valentía de las víctimas para resistir. 

José Moreno Cortés, maestro talabartero del mercado Pino Suárez, con 24 años de experiencia, a pesar de su enfermedad de diabetes, y encima la pandemia del COVID-19, -que dejó su economía prácticamente en números rojos- tomó un respiro que le permitió replantear estrategias y salir avante en medio del coronavirus.  

“Pepe” Moreno recuerda que empezó muy joven con su padre arreglando calzados. Más tarde aprendería el oficio de la talabartería, y empezó a crear huaraches y sandalias, todo con el fin de ayudar a la familia. 

Aunque apunta que no se quedó sólo con esa enseñanza. Su meta era innovar, y buscó a otros maestros tanto de Tabasco como de Yucatán, así como tutoriales en internet. 

En Puebla aprendió de suelas, baqueta, baquetillas, entresuela, suelas de base, industriales, de raya, que se pueden manipular a través del calor, de pegamentos, que como artesano debería saber. 

Pero ahí no termina todo, la pandemia le hizo cambiar de giro, y por unos meses dejó de hacer huaraches para crear desde su casa cubrebocas. 

“Descargué toda mi energía en un producto que en lo personal era nuevo, donde incluí a mi esposa, hija, suegra, porque la necesidad del alimento y de mis medicamentos así me lo fue marcando”. 

“Adquirí un material de mezclilla de calibre 9, que es como la pana, y microfibra de algodón, y así estuvimos, en margen de prueba y error (como la vida), porque así uno aprende, hasta que fue aceptada por la gente, tanto, que fuera de Tabasco y México empezaron a solicitar nuestros cubrebocas, los cuales se convirtieron en artesanales, gracias a una amiga que empezó a pintarlos”. 

Indicó que pasó de una tienda física a una virtual, y utilizó todas las herramientas de internet para poder formar su proceso de ventas. 

“Gracias a que ya estamos en plataformas digitales, se nos dio la oportunidad de regresar a nuestras sandalias, y un día nos contacta una persona, solicita referencia de nosotros, nos pide registro de marca, y acudimos por asesoría al Instituto de Artesanías de Tabasco, desde ahí nos fueron guiando hasta poder regularnos ante la Secretaría de Economía, y ahora “Pepe Moreno” es una marca registrada”. 

Recuerda que así empezaron a exportar, dándole al cliente ese margen de certeza y calidad de la compra. Al final ellos tendrían 18 pares de sandalias, que se fueron a Oklahoma, Estados Unidos. 

“La pandemia es una gran oportunidad de reencontrarme, crear y crecer, a pesar de que son momentos muy difíciles, pero un punto clave es no dejarse vencer, es darle un valor a mi salud, a mi trabajo y sobre todo a mi familia”, puntualizó.  

La marca “Pepe Moreno” puede cruzar las fronteras en libertad. Con orgullo, este tabasqueño demostró que se pueden hacer las cosas… con sacrificio y voluntad. 

PARÉNTESIS 

La Secretaría de Educación Pública (SEP) dio a conocer que las inscripciones y reinscripciones a educación media superior se efectuarán del 25 al 28 de agosto. Se procurará que los jóvenes no repitan el año, pues en algunas zonas, estudiantes no han logrado acreditar sus estudios a causa de la pandemia por Covid-19. (kundera_w@hotmail.com) 




DEJA UN COMENTARIO