OPINIÓN

NOTA BENE

Problemas de identificación geográfica
31/05/2018

Aunque no hay muchas cosas que den ánimos democráticos si hay algunas que nos hacen seguir creyendo en nuestro sistema político. Una de ellas acaba de ocurrir en Cárdenas, municipio en el que se ha repuesto la legalidad frente al populismo incontrolado del que fue su alcalde Rafael Acosta León, y que quiso imponer de forma claramente arbitraria a su sucesor con fines evidentemente partidistas ya que el pretende la reelección. Este personaje, Rafael Acosta, descaradamente se apropió de la alcaldía, de su presupuesto, y del municipio de Cárdenas al que vincula con su propio futuro. La fortaleza de Eduardo Fuentes Naranjo y su valor civil, después de perder hasta un hijo en su batalla por la legalidad, se impuso y hoy Cárdenas tiene el alcalde legal que siempre tuvo que tener. Este querido municipio de la Chontalpa debe de ser un bomboncito para políticos y delincuentes. Un muerto siempre es mucho, pero es que ya son multitud, ya son muchos, demasiados, los muertos por su control. Y en esas Gerardo Gaudiano se para por allí casi a diario, y parece que está confundido geográficamente y que ha presentado su candidatura a gobernador de la Chontalpa, de donde no sale. Y Rafael Acosta dándole el calor que se le niega en Centro y en otros municipios. No hay que desesperanzarse nunca. No es mala idea aunque es imposible eso de partir a Tabasco. Pero está muy claro que Gaudiano le apuesta a Cárdenas y a Huimanguillo para recolectar votos y es un misterio el porqué no los busca en el municipio de Centro que acaba de gobernar. O es muy claro. ¿Quién sabe? Las urnas dirán. La talla de Gaudiano no da para más. La única fidelidad que conserva es a sus posiciones anteriores. Inasequible al desaliento como a desalentarnos, va a usar su última munición para que su estampido lo oigan los de MORENA, aunque sin ningún éxito. Por fortuna, todavía hay gente que cree que el futuro es mejorable a condición de rescatarlo de las rodillas de los dioses, donde suele descansar, y enseñarle a caminar llevándole de la mano, para que no tropiece con Gina que todo parece indicar que es la única que sabe que es lo que quiere. Todo está en manos de la generación que viene porque ya ha venido. La anterior percibe que le huele el culo a pólvora, pero ese efluvio también es sospechoso. A los que somos sinceramente mayores nos han engañado tantas veces que confundimos la verdad y nos refugiamos en la duda, que es la antesala, pero está llena y no hay dónde sentarse. ¿A quién votan las personas decentes? Hay muchas, contando a los resignados y a los escépticos de nacimiento, y en estas elecciones generales se ondean las banderas de uno y otro signo aprovechando que el aire es de todos. Siempre hay que hacerse ilusiones, porque nadie nos las da hechas. Dicen las estadísticas más indiscretas que en Tabasco se bebe mucho, pero no dicen qué es mucho. A veces es lo indispensable para olvidar a nuestros gobernantes o para recordar a la mama, que no tiene ninguna culpa, que los parió.





DEJA UN COMENTARIO