OPINIÓN

PUNTOS SUSPENSIVOS
19/12/2018

Tabasco tienen su historia respecto al turismo en ferrocarril. En Teapa llegaba habitualmente un tren de la línea Finelyne que traía en sus vagones de lujo visitantes norteamericanos, eran personas jubiladas de los Estados Unidos, quienes inyectaban una fuerte derrama económica al municipio y parte del estado.

De esa zona, los turistas viajaban a la capital del estado, y se dice que gustaban de visitar el centro de la ciudad, las ruinas de Comalcalco y de ahí regresar para continuar su viaje.

Ahora se anuncia el proyecto del Tren Maya, el cual pasará por la entidad, específicamente en Balancán y Tenosique, luego viajará a Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

 Andrés Manuel López Obrador busca impulsar el turismo en la región, porque desea aprovechar la riqueza cultural que se concentra en esta zona del país, ya que de acuerdo al propio mandatario federal no existe riqueza como la cultura maya.

Hoy Tabasco tiene esa gran oportunidad: detonar el turismo, capitalizar la construcción del Tren Maya, y para ello es necesario tener capacidad de ofrecer sitios acordes a los visitantes.

Además falta en infraestructura contar con mejores carreteras, un talón de Aquiles que deja mal al estado, y que es urgente rehabilitar.

Consolidar igual infraestructura como es el parque Museo La Venta, promover más la ruta chocolatera. Es importante conectar una carretera en el tramo Macuspana- Palenque. No olvidar a Tapijulapa como pueblo mágico, así como las ruinas arqueológicas de Comalcalco.

 La apuesta debería estar a la altura de estados del norte, ahora que se cuenta con la experiencia de José Nieves, quien se ha dicho que puede hacerse cargo de la nueva secretaría de Turismo.

López Obrador indicó que es la hora del Sureste, pero igual, y más tratándose de la tierra del Presidente, de Tabasco. La oportunidad es única para detonar todo lo que puede ofrecer el estado.

Los municipios igual tienen que presentar sus propios proyectos, independientemente si pasará por esa ruta o no el Tren Maya.

Todos tienen que participar, porque el turismo engloba gastronomía, artesanías, naturaleza, arqueología, mares, ríos, grutas, todo lo que se pueda desarrollar para la influencia en la economía.

No se puede continuar catalogando a Tabasco como un sitio de paso, donde la mayoría tiene como destino Palenque u otros lugares de Chiapas, así como Cancún, y ahora Mérida, Yucatán.

Si en verdad se propone una secretaría de Turismo, se deben escoger los mejores proyectos de acuerdo a las circunstancias del estado, darle la inversión que se necesita, y apoyar igual las estrategias que presente la iniciativa privada.

La plataforma debe tener bases cimentadas no para seis años sino que sean producto de continuidad y ayuden a otros gobiernos. Tabasco necesita desarrollarse en este sentido, detonar y disfrutar lo que tiene, aprovechar incluso la tecnología para brindar mejor información a quienes están del otro lado del mundo.

La apuesta está en la mesa. Se tiene el apoyo presidencial, y el deseo de un gobernador que sabrá darle más brillo a este sector.

PARÉNTESIS

LAMENTABLE los hechos de ayer en el hospital del Niño. Una exigencia que terminó en vandalismo. Nadie puede estar en desacuerdo por los salarios que no se han pagado, es un derecho al trabajador, pero igual la salud es un derecho que está marcado en la Constitución, y no se puede abandonar vidas, menos negar la atención a niños. (kundera_w@hotmail.com)





DEJA UN COMENTARIO