OPINIÓN

PUNTOS SUSPENSIVOS
16/04/2019

Uno de los símbolos del catolicismo y de París, la Catedral de Notre Dame sufrió un incendio. La noticia se movió en los diversos portales nacionales e internacionales.

Las personas se asombraron por el hecho, y en justo reconocimiento igual por lo que representa históricamente el inmueble. Una herencia del cristianismo.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo a través de Twitter de su portavoz: "Con profunda tristeza estoy presenciando los eventos en París. Me entristece ver en llamas estas terribles imágenes de Notre Dame, símbolo de Francia y de nuestra cultura europea. Nuestros pensamientos van a nuestros amigos franceses".

El espectáculo no es para menos. El monumento más icónico, la catedral de París, estaba siendo devorado por las llamas.

Algunos tabasqueños igual enviaron su solidaridad y reclamo por tan lamentable pérdida, y desde sus cuentas movieron palabras para evocar tal sentimiento.

En Tabasco el último reporte sobre incendios es de 23 y contando. Se nos queman nuestros pastizales, y sobre todo, se tiene que tomar en cuenta los efectos que dejan en lagunas, flora y fauna.

Pero nuestra humanidad, al parecer, no ve tales hechos. Nos convertimos en personas inmunes al saber de estos acontecimientos, y lo tomamos como normal, cuando en realidad afecta directamente a la naturaleza, en especial a seres vivos que posiblemente están pasando por un periodo de extinción, como son los quelonios.

Los Pantanos de Centla es una prueba. Esta área es considerada una reserva de la Biosfera por ser un centro de refugio, anidación y reproducción de una gran cantidad de especies de fauna silvestre.

Ahí cada año se presentan incendios ocasionados por el hombre. No se puede apartar la idea que las altas temperaturas son parte del suceso, pero el complemento mayor es otro.

Quizá para algunos es más importante lo sucedido en la Catedral de Notre Dame, pero en este suelo tabasqueño igual se presentan, y aunque algunos le llaman quemas de temporada, el impacto es mayor por todo lo que se pierde a causa del fuego, y que no se podrá recuperar jamás.

En México cada año ocurren unos 7 mil incendios que afectan 300 mil hectáreas de pastos y arbustos.

Por tal razón, falta tomar conciencia de lo que se puede hacer y evitar. En el cambio climático también se contempla la vida silvestre. La función social y ecológica depende de cada uno de nosotros. Y las organizaciones civiles tienen una tarea de suma importancia en el tema: ayudar a la concientización.

La cultura y la religión están padeciendo por el incendio en París. Tabasco debe también sentir tristeza por lo que se va perdiendo a causa del fuego, es algo que nos pertenece como parte de nuestra vida.

Otro factor es el desabasto de agua, lo que impacta principalmente a los municipios de Centro y Balancán, este último con declaratoria de sequía. Por tal motivo se pidió que fuera considerado zona de emergencia, debido a que sus principales ríos han perdido embalse, lo que complica que las bombas captadoras puedan llevar agua hasta las plantas potabilizadoras.

PARÉNTESIS

Guadalupe García López, secretaria de la unión de pescados y mariscos del mercado provisional José María Pino Suárez, adelantó que será el 26 de abril cuando se reubique a los ambulantes que están alrededor del nuevo mercado a un costado de la sede temporal. Habrá que estar pendiente de las reacciones encontradas. (kundera_w@hotmail.com)





DEJA UN COMENTARIO