OPINIÓN

Quemas, daños a la salud y al medio ambiente
11/04/2018

Ya han empezado las altas temperatura en nuestro estado. Con ello la época de seca formaliza su entrada y llegando las quemas que por una u otra razón se incrementa en esta época.

Las quemas pueden tener origen desde las que realiza el campesino o productor agropecuario, que ve en estos meses el momento ideal para empezar a preparar sus tierras con el fin de sembrar y aprovechar las primeras lluvias que por el mes de junio empezarán a caer, todo como parte del proceso de producción.

A ese ciclo nuestros abuelos lo llamaron "rozar", "tumba" y "quema". Aunque por las condiciones actuales solo es "roza" y "quema". Ante su uso lo que se ha buscado es regularlo. Hacer conciencia de que las personas del campo avisen a la autoridad correspondiente para llevar a cabo la quema. Creen su guardarraya y estén pendientes, de preferencia con sus vecinos para evitar que el fuego pase de un terreno a otro.

Luego están los incendios naturales, que ante las altas temperaturas y lo seco de la maleza puede iniciarse de forma natural. No es común, aunque sí puede darse.

En tercer lugar están los incendios provocados, ya sea para cazar animales silvestres, deforestar y aprovechar después de la quema las especies maderables afectadas.

Estos últimos tipos de incendios son los que más afectan porque no tienen ningún control, y se hace de manera furtiva. No son exclusivos de Tabasco. Los estados vecinos de Chiapas y Campeche cada año sufren pérdida de cobertura vegetal a causa de este tipo de actos.

Es el tipo de incendios que movilizan a cientos de personas cada año para controlar el fuego y evitar daños mayores, y traen como consecuencia la pérdida de vegetación primaria y secundaria, tan necesarias en los tiempos del Cambio Climático.

Ahora, si unimos estos tres tipos de incendios con altas temperaturas, las que llegan casi a los 40 grados, tendremos un caldo de cultivo ideal para daños a la salud de la población que puede llegar a niveles extremos de los vividos a finales de los años 90 en la entidad, cuando se pudo sentir la famosa calima.

No hemos llegado a esos niveles, pero datos difundidos por la SERNAPAM en esta semana indican que en algunos sitios del estado la calidad del aire no es buena, y hay que tener cuidado, sobre todo con los menores y adultos mayores.

En el aire flotan partículas que pueden provocar daños a la salud, que tienen su origen en las quemas que se realizan en esta época. Sin embargo, también destaca que las zonas más afectadas son hacia Centla y la región de Los Ríos, principalmente Tenosique, según los datos de la SERNAPAM y la CONAFOR. Estos municipios son los lugares más afectados por la quema para cacería.

Evidentemente en las quemas, el uso del fuego para fines agropecuario se continúa usando, pero se hace con control. Aunque no es quien provoca situaciones críticas. Es el uso del fuego para otros fines lo que sigue afectando, y debe evitarse en la medida de lo posible para tratar de conservar nuestros recursos y nuestra salud.

PARÉNTESIS

EL INE está consultando a candidatos a senadores si tienen interés en participar en un debate, informó la Vocal Ejecutiva de este organismo, María Elena Cornejo Esparza. Indicó que solo bastaría con la disposición de dos de ellos para que el órgano electoral lo organice.





DEJA UN COMENTARIO