DiarioPresenteLogoDiaDeMuertosDesktop

OPINIÓN

ESCALA CRÍTICA

Recuperar el impulso de la economía local; campo, servicios, programas federales, petróleo
08/11/2019

*Frenar el desplome continuo de más de cinco años el desafío

*Cálculos oficiales indican saldos positivos a finales del 2020

*En enero la Universidad de la Salud; falta una red nacional

LA ECONOMÍA de Tabasco se encuentra en proceso de recuperación, estimó recientemente el gobernador Adán Augusto López en respuesta a la preocupación de un sector del empresariado local. Desde el inicio de su mandato lamentó el impacto para la entidad por el desplome de la actividad petrolera y el abandono de la producción primaria; pero también –refirió-, por una serie de irregularidades de la administración que le precedió. En materia de desarrollo y crecimiento, el estado acumuló rezagos.

De acuerdo a las estimaciones oficiales, hacia finales del 2020 habrá un balance del Producto Interno Bruto con números positivos.  A principios de este año, el Consejo Coordinador Empresarial de Tabasco (CCET), consideró que la entidad había tenido el peor desempeño económico en el último trimestre del 2018. Las cifras oficiales reportaron hasta entonces 14 trimestres de disminución del PIB. Así se recibió el estado.

Por lo menos desde 2015, tanto Tabasco como Campeche se vieron afectados por la contracción de la industria petrolera, lo que implicó el despido de personal con un efecto colateral en la demanda de servicios y en la capacidad de compra. Antes, localmente ya se había resentido el cambio en los criterios de asignación de los excedentes petroleros, cuando le quitaron a la entidad un promedio de entre 3 y 5 mil millones de pesos anuales. 

POZOS Y REFINACIÓN

TABASCO no le debe apostar nuevamente y sólo a la actividad extractiva, cierto; tampoco se puede ignorar que el pivote inmediato lo constituye el plan de Pemex y la Secretaría de Energía para reactivar los yacimientos en tierra y aguas someras, así como las extraordinaria inversión prevista durante tres años para la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco.

En este último caso, el gobernador López Hernández sostiene que hasta la fecha el proyecto generó directamente unos cuatro mil empleos y el año próximo podría contarse con hasta 20 mil plazas. Por supuesto que se prevé una derrama asociada a los servicios y actividades conexas.

Por su parte la administración estatal se comprometió a seguir impulsando la obra pública. De acuerdo al balance más reciente lleva acumulada una inversión de un mil 800 millones de pesos, con la intención de lograr que el año próximo llegue a los 3 mil millones de pesos. El contraste se advierte cuando –conforme al cálculo oficial- en los cinco años precedentes apenas se destinaron unos mil millones. Los cálculos de la Cámara de la Construcción difieren –reportaban al iniciar el último trimestre una ocupación de apenas el 28 por ciento-; sin embargo lo importante es que la recuperación se comience a sentir los primeros meses del año próximo.

LA INYECCIÓN FEDERAL

OTRO factor que debe contribuir al repunte de la economía es la aplicación de los programas sociales federales, especialmente a nivel de consumo interno. Criticados por unos pero valorados por otros, los financiamientos directos en los llamados Programas para el Desarrollo tienen un padrón de 563 mil beneficiados –la cuarta parte de la población-, con una derrama total de poco más de mil millones mensuales. Nos contaban, por ejemplo, que tan sólo en Balancán la acción agroforestal "Sembrando Vida" distribuye mensualmente 50 millones de pesos en esa demarcación.

Para que tener una idea de lo que significa le comento que el total del presupuesto del citado municipio es de 360 millones 278 mil pesos para todo el año. Mensualmente 30 millones. Con el agravante de que, como todos los ayuntamientos, destina un promedio del 80 por ciento de sus recursos al gasto corriente y al pago de salarios. "En Balancán ya se nota un incremento en el consumo local de bienes y servicios", comentó un dirigente empresarial.

No hay competencia ni desplazamiento de los gobiernos estatal y municipal, sostuvo Carlos Merino delegado de la administración federal, quien aseguró que en todos los programas tienen apoyo del gobernador López Hernández. Otros mandatarios, donde Morena no tiene el poder estatal, se han quejado de una "competencia desleal" en la entrega de recursos de la Federación, acostumbrados a que se triangulara el reparto.

Un déficit: la agilidad en la distribución de los recursos, que debe mejorar el año próximo.

AL MARGEN

EN JULIO pasado el presidente López Obrador anunció un ambicioso programa para formar a unos 200 mil médicos -130 mil médicos generales y unos 70 mil en especialidades-, además de profesionales de la enfermería. Dijo entonces que promovería un acuerdo con universidades públicas, escuelas y facultades de medicina en el país para que México tenga la salud que necesita. Pidió ampliar la matrícula en estas especialidades, lo que ya se hizo en la universidad tabasqueña, la UJAT.

También propuso la creación de una Universidad de la Salud, con sede en la Ciudad de México, encargo que dejó en manos del gobierno de la Ciudad de México que encabeza Claudia Sheinbaun. Ayer anunció que en enero iniciará actividades esta nueva Universidad con unos mil estudiantes. "Es una escuela de Medicina para todo el país, (...) va a ser formación en medicina comunitaria, familiar", dijo la Jefa de Gobierno. Podría decirse que para lograr los 200 mil médicos que se requieren será determinante la integración al servicio de profesionistas jubilados, pero también la contribución de las escuelas públicas en todo el país. (vmsamano@hotmail.com)




DEJA UN COMENTARIO