OPINIÓN

ESCALA CRÍTICA

Recuperar la confianza: el desafío de escuchar a la gente y hacerle caso
26/11/2021

EL CONOCIMIENTO y la acción comienzan con una pregunta. El intelectual y político Enrique González Pedrero decía con frecuencia: "para qué andar adivinando si se puede preguntar". Una expresión popular es aquella que nos dice "preguntando se llega a Roma".  Un gobernante que acierta en preguntar para saber las necesidades reales de la gente se aleja de la improvisación, las ocurrencias y el derroche de tiempo y dinero.

Gobernar, después de todo, es dar respuestas. Me decía un destacado académico: toda acción humana responde a un método, sea o no consciente. Y explicaba: el individuo se traza un objetivo –ir a un sitio, comer, arreglar un desperfecto, etcétera-, y utiliza medios para cumplir. Objetivo, medios, recursos, tiempo, componen nuestra vida.

Del escritor Napoleón Hill (1883-1970): "Su día consta de 1.440 minutos. Dedique un uno ciento de ese tiempo al estudio, la reflexión y la planificación. Y se asombrará de lo que estos 14 minutos le reportarán. Porque le sorprenderá descubrir que, tras adquirir esta costumbre, se le ocurrirán ideas constructivas casi en cualquier momento o lugar en que pueda encontrarse: mientras lava los platos, mientras lee en el autobús o mientras se baña".

QUE HABLE LA GENTE

EN ESTOS días el Ayuntamiento de Centro que encabeza Yolanda Osuna Huerta instaló el Comité de Planeación para el Desarrollo Municipal (Coplademun), al tiempo que puso en marcha una consulta ciudadana para la elaboración del Plan Municipal de Desarrollo 2021–2024.

Existe, cierto, un descrédito popular hacia las consultas y los planes. Muchas veces son recursos protocolarios, horas y horas invertidas en estudios, ponencias, piezas oratorias, etcétera, que sólo integran un documento para cumplir el mandato de ley y mandarlo al expediente. Hemos visto Planes de Desarrollo que siguen el sistema de "copiar y pegar".

Esto va en serio, afirman la alcaldesa del municipio capitalino y el director de Programación, Carlos Juárez. No sólo se trata de cumplir preceptos constitucionales y diversos ordenamientos en materia de planeación, hay que "dar cauce a mecanismos de concertación social para diseñar, implementar y evaluar políticas públicas orientadas a mejorar la calidad de vida de los habitantes de Centro", expresó Yolanda Osuna.

Durante la instalación del Coplademun, 14 de octubre de 2021, dijo la alcaldesa de Centro: "Hasta el último tercio del siglo pasado, se volvió común escuchar que el desarrollo social y económico era un objetivo compartido, pero la responsabilidad recaía casi totalmente en el gobierno.

"El gobierno era el actor principal. El gobierno era el planificador. El gobierno era el tomador de decisiones.

"Había una especie de contradicción natural entre el crecimiento económico de un territorio y la igualdad entre localidades, lo que acentuaba la inequidad social. En otras palabras, se pensaba que seríamos una sociedad más equitativa como resultado del crecimiento, lo que en definitiva no ocurrió".

Tiene razón, porque "los problemas e inconformidades sociales aumentaron y pronto desafiaron las capacidades de los gobiernos". De manera que –y lo sabemos, lo vivimos- "ante crisis más agudas, las respuestas fueron menos efectivas y obligaron a repensar las decisiones y acciones gubernamentales".

EL MANDATARIO Y EL MANDANTE

TANTO antes, como durante la campaña y ya en su encargo, conversé con Osuna Huerta sobre el cambio que en materia de gobierno significó la administración de González Pedrero, con quien ella se inició en la administración pública.

Formado en las aulas de la Universidad Nacional (UNAM), en La Sorbona de París, Francia, y en la administración pública, González Pedrero impulsó particularmente la "planeación democrática" en Tabasco.

Dijo González Pedrero: "La planeación democrática supone una idea del desarrollo que nos hace corresponsables a todos: desarrollo ya no es sólo asunto de gobierno, sino producto del esfuerzo organizado de la sociedad en su conjunto. El desarrollo se vuelve integral y esto se instrumenta con una política de puertas abiertas. El pueblo sabe de antemano lo que hará porque participa de la decisión u, porque lo sabe, vigila y controla: manda"

Agregó: "La planeación que toma en cuenta al pueblo es la antítesis de un gobierno autoritario, a la vez que propicia un gobierno fuerte, sustentado en una sociedad fuerte: la fortaleza no reside en la coerción sin en la decisión libre del ciudadano. La administración pública deja de ser cosa de técnicos para abarca a todos los ciudadanos. La administración se vuelve asunto de todos y con ellos se renuevan los valores de la democracia". (Febrero de 1983)

Resulta interesante observar cómo participan los técnicos, especialistas y representantes de sectores en los foros, pero más todavía en las asambleas comunitarias que, tengo entendido, comenzaron el 23 y concluyen este 26 de noviembre.

Retomo las palabras de Osuna Huerta: la gestión local no es solo administrar "sino inducir, movilizar, promover la participación de los diferentes actores para que contribuyan con sus capacidades al desarrollo".

AL MARGEN

LOGRAR incorporar a la gente a su propio desarrollo es lo más complejo en una sociedad desarticulada; pero es necesario. (vmsamano@hoitmail.com)



MÁS CONTENIDO DEL AUTOR


DEJA UN COMENTARIO