OPINIÓN

SELVA TABASQUEÑA

“Relevos Institucionales”
19/06/2017

El samarreo en las delegaciones federales empezó; uno que otro que aun despacha en las dependencias federales va a renunciar al cargo para buscar aparecer en las boletas electorales del 2018, pero también se dice que los análisis y las cuentas que han entregado hasta ahora son factor para que “renuncien voluntariamente”. Los malpensados que nunca faltamos, olemos a operatividad inmediata porque lo que viene no es cosa menor, y se necesitara de los mejores para esos menesteres para dar la pelea en serio y dignamente.

Eco hizo la llegada de Pancho Herrera a la SAGARPA, derivado del rumor de CESE al anterior delegado por andar incentivando calenturas sucesorias.

Cierto y evidente es, que Herrera León no es un diestro de la Ganadería y el Campo, pero sus atributos tiene y en México creen que los deberá usar para arriar el ganado y cosechar buenos frutos en toda la geografía tabasqueña, se trata pues de que “reactive” a la de ya a los grupos estratégicos. En la casa tricolor el diagnóstico es que las vacas están flacas y que a la tierra le falta arado.

En el ascenso de Pancho disfrazado de relevo institucional, haiga sido como haiga sido, se palpa que la cercanía que tiene con MAD y que es irrenunciable, en algo le ha de haber abonado.

Esto muestra que los grupos se han empezado a poner de acuerdo y que, ¿ya se empezaron a repartir el pastel?

Rosetas. En la otra acera también existe nerviosismo y reaccionismo.

Las guerras sucias están a la orden del día. En la semana que paso, una de las muchas razones de la radicalización y proliferación de estas fue generada por el conocimiento de que la Dirigencia del PRD y por separado otras instituciones están ya realizando las encuestas (mediciones) de posicionamiento de los nombres que se han barajado para hacerse de la candidatura al Gobierno de Tabasco.

Cada quien con sus formas y métodos se está moviendo. Pero nadie debe olvidar la famosa máxima: “Golpe que no mata, fortalece”, cuidadooo.

Zarpazo. Rapiñas indignantes siguen. Sin el menor recato roban y no se conmueven de la desgracia.





DEJA UN COMENTARIO