OPINIÓN

SELVA TABASQUEÑA

SELVA TABASQUEÑA
23/02/2019

En la entrega anterior decíamos que ya se vería si de entre Katia Ornelas, Nico Bellizia, Lara Sedas, Yolanda Rueda o Lazo Zentella salía algún rebelde que se alejará de la gran disciplina que por años ha tenido la gran familia revolucionaria, y romperá estereotipos para intentar revivir a un priismo choco que esta desdibujado, sin rumbo y en preocupante disminución, porque es una realidad que la batuta de Pedro Gutiérrez es acartonada, rancia y no genera emoción ni sentido de pertenencia entre la militancia.

Antes de entrar en el contexto local, vale la pena resaltar que se ha dicho que a nivel nacional, el PRI se ha disminuido al grado de no encontrar un lugar digno entre la oposición, partida que se asegura la han ganado los sin partido y expresidentes Fox Quesada y Calderón Hinojosa, que son los que mantienen loca y a veces absurda batalla contra el régimen vigente; en el "priato" solo se ven esfuerzos aislados pero reducidos a una oposición pujante en las redes sociales, no les ha dado pues, para más.

Volviendo a los chocos tricolores, se debe decir que de la lista de los que han levantado la mano, solo se ven a dos –Bellizia Aboaf y Lara Sedas- que pueden dar pelea y armar una agenda partidista que mantenga al PRI.

Ornelas Gil ha picado piedra y gozado de festines y algarabías nocturnas desde las juventudes priistas, pero lejos de una militancia sostenida en ese segmento, no se le ven aún los tamaños para armar un plan que dinamite en una nueva cara partidista.

A los ex diputados Yolanda Rueda y Lazo Zentella no se les ve otras credenciales que su gris participación en una legislatura local, que estuvo marcada por un dominio solaztequista, en el que de no ser por MAD y su pericia y experiencia, la bancada ni se hubiese percibido; de Don Jorge, nos decía un desanimado priista: " ayyy hermanito si no pudo con los malandros que tenía bajo vigilancia en el CRESET, menos podrá sacudir la casa priista, que los tiene (malandros) regados por todo el Estado".

Lara Sedas mantiene sus reservas, y sus impulsores dicen que de no haber sido por sus "buenos" oficios en la organización y operatividad en el pasado proceso electoral, la captación de votos del PRI hubiese sido más raquítica; él manifiesta que si ya lo encartaron no se rajaría, al fin y al cabo presume que sabe lidiar como pocos al ganado (en alusión a la militancia), y que si ya lo arriaron es muy difícil que lo tumben del caballo.

En el caso del centleco Nico, se dice que soporta principalmente su intención en su amplio conocimiento partidista, ya que ha ocupado casi todos los cargos en ascenso progresivo, tanto a nivel instituto como a nivel popular; no se debe dejar de lado que ya en la ocasión anterior se barajó para aspirar a la candidatura al gobierno, por lo que se sabe que una estructura de afectos estatal ya tiene, además de amarres claves que cuentan y mucho, así que no se debe descartar como uno de los más aventajados para tomar las riendas del partido.

Lo que también es una innegable realidad es que tan amolados y entumidos quedaron los cuadros locales, después de la cueriza electoral pasada, que una "fuereña" como Soraya Pérez les ha venido a ganar reflectores, ya que en últimos días la ex mexiquense y ahora de nuevo férrea cardenense ha intensificado su presencia en el terruño, mostrándose sorprendida por el abandono que el municipio tiene, lo que atribuye a la impericia de sus gobernantes pasados, dándole de pasadita un "llegue" a su tata que si entra en ese costal; ya veremos si en su acción constante en esta tierra-agua-pantano puede mantener el crecimiento que acopio en el altiplano, o si sucumbe ante las movedizas y fangosas formas del "pantano político local"...





DEJA UN COMENTARIO