OPINIÓN

SELVA TABASQUEÑA

SELVA TABASQUEÑA
07/03/2019

Se logró el visto bueno de los 17 Congresos locales que la constitución exige para la promulgación de una Reforma Constitucional, ahora tocará al Presidente sustanciar los pasos legales pertinentes para que la Guardia Nacional sea ya una realidad.

Los congresos que ya aprobaron la reforma son Sinaloa, Puebla, Guerrero, Tabasco, Campeche, Chiapas, Nuevo León, Colima, Zacatecas, Hidalgo, Querétaro, Estado de México, Durango, Baja California Sur, Tlaxcala, Tamaulipas y Quintana Roo, con ello viene un reto mayúsculo para un proyecto en que el Presidente y la línea "político-pública" de Morena estarán bajo la lupa y en constante escrutinio; a pesar de que la aprobación alcanzo el consenso histórico y unánime de todas las fuerzas políticas, lo cierto es que la Guardia es un instrumento concebido por el Presidente y los suyos para enfrentar el clima de violencia que el país atraviesa, y dicen pretenden hacerlo de manera distinta; Morena festina su capacidad para el consenso, la oposición festina su resistencia y determinación para lograr un "maquillado", a la fuerza del orden gestada.

El organismo tendrá un mando civil pero con una disciplina y adiestramiento militar con temporalidad fatal de cinco años, y se debe resaltar que las criticas principales se centraron en el peligro de otorgar a los militares un poder plenipotenciario que podría morder o exponerciar los abusos en materia de derechos humanos, por ello el compromiso será mayúsculo para el nuevo régimen, toda vez que se espera que en lo inmediato se tengan resultados tangibles de reducción de la inseguridad, pero también que no se presenten atropellos, persecuciones y acciones siniestras que vulneren los derechos fundamentales que consagra nuestra Carta Magna, una apuesta arriesgada.

En el pasado a AMLO se le acusaba de no tener el respeto y reconocimiento para con el Ejercito Mexicano, en tanto el siempre manifestó su convicción de ver en el Ejercito al "pueblo uniformado", y no debe dejarse de lado que una vez que fue investido Comandante Supremo de las fuerzas armadas, el mandatario ha mostrado que tiene plena confianza a la lealtad y necesidad de tener un cuerpo castrense a la altura de los retos de la nación.

Ya veremos cómo le va al mandatario, quien dio plena independencia y margen de maniobra al Congreso de la Unión; ahora en corto tiempo vendrá nuevo jaloneo (cabildeo) para la expedición de las tres leyes secundarias que darán forma y fondo al actuar de la Guardia; ¿qué tipo de debate se dará en torno a la aprobación de la Ley Orgánica de la Guardia Nacional, de la Ley de Uso Legítimo de la Fuerza, y la Ley General de Registro de Detenciones?, ya veremos...

Zarpazo. Y ahí viene también la nueva reforma Educativa...

Zarpazo bis. Aquí en el Edén, muy bien por el encargado de la política interna al tomar sin cortapisas ni intermediarios la decisión de reunirse con todas las fuerzas políticas; para el progreso y el fortalecimiento de la democracia no hay mejor receta que dialogo y más dialogo.





DEJA UN COMENTARIO