OPINIÓN

Tabasco llamado a ser la capital energética de México
04/09/2018

El pasado fin de semana se reunieron en la ciudad de México el Gobernador electo de Tabasco Adán Augusto López Hernández con el futuro jefe del ejecutivo federal Andrés Manuel López Obrador y con Roció Nahle, quien será la próxima secretaria de energía; con el objetivo de coordinar acciones encaminadas a la construcción de la nueva refinería de PEMEX en Tabasco. 

La futura secretaria de Energía, Rocío Nahle confirmó que en el presupuesto de egresos de la federación correspondiente al próximo año incluirá los recursos para la rehabilitación de las seis refinerías en el País, la construcción de la nueva en Tabasco y el incrementar la producción de petróleo  

Estas acciones se integran dentro del programa energético propuesto por el tabasqueño para la recuperación de la independencia energética de nuestro país.  

Para cumplir con los objetivos buscados por este programa se contempla destinar 155 mil millones de pesos, de los cuales 25 mil millones de pesos se aplicarán en la rehabilitación de las seis refinerías con las que actualmente cuenta nuestro país.  

Estas son las de Tula, Hidalgo; Salamanca en Guanajuato; Cadereyta, en Nuevo León; la de Salinas Cruz, Oaxaca; la Madero, Tamaulipas y la de Minatitlán en Veracruz. Mismas que se abandonaron con el objetivo de privilegiar la importación de gasolina, principalmente de los Estados Unidos. 

Los empresarios petroleros del vecino país del norte han estado contentos de tener a nuestro país a su lado ante la alta demanda de la gasolina que ellos venden.  

La producción de sus refinerías se incrementó en los últimos años. Todo esto mientras en México nos decían que las refinerías no eran negocios.  

El presidente electo está buscando romper con esta dependencia que solo beneficia a unos cuantos y que dañan los bolsillos de los consumidores mexicanos al tener que pagar más cara el energético.  

Se ha dicho que en tres años se revertirá este proceso y se abaratará la gasolina que ahora se producirá en nuestro país. 

El otro pilar de este programa energético es el incremento de la extracción de los hidrocarburos. Por razones hasta ahora desconocidas miles de pozos dejaron de funcionar y con ello se dejó de extraer el crudo. 

La futura secretaria de energía ha señalado que se destinaran 75 mil millones de pesos para la búsqueda de nuevos campos petroleros que sustituyan a los que han decaído y abastezcan la demanda del crudo de las refinerías mexicanas.  

En esta fase Tabasco jugara un papel importante. Hasta ahora la entidad se mantiene como el líder en producción de hidrocarburo en tierra. Es difícil se revierta esta situación, por lo que con un tabasqueño al frente de PEMEX los beneficios de la extracción petrolera deben reflejarse en las comunidades donde se obtiene la riqueza nacional. 

Por otra parte, la administración morenista planea destinar 55 mil millones de pesos para la edificación de la primera etapa de la refinería que se tiene previsto construir en Dos Bocas, Paraíso y que llevara algunos años para que empiece a funcionar. Es el tercer pilar del programa energético de la federación. 

Esta nueva refinería tendrá capacidad de procesar hasta 600 mil barriles diarios de petróleo para la producción de subproductos, entre ellos las gasolinas. 

Con estas acciones programadas para el próximo año, Adán Augusto López Hernández ha señalado que Tabasco está destinado a convertirse en la capital energética del país. 

La nueva política energética plantea que la renta petrolera beneficie a todos los mexicanos y no solo a las actuales, sino también a las futuras generaciones. 

Otros países han demostrado que si es posible. Sera el reto de la próxima administración federal y estatal.





DEJA UN COMENTARIO