OPINIÓN

Tabasco y la complejidad energética
01/09/2018

FIN A LA RESISTENCIA CIVIL.- Todo indica que llegará a su fin la histórica resistencia civil, luego que las próximas autoridades que asumirán el cargo el primero de diciembre decreten el borrón y cuenta nueva para las familias que dejaron de pagar desde mediados de los años 90 el consumo de energía eléctrica. Una medida que los detractores de la estrategia política y civil cuestionan en público pero que aplicaron y aplican en privado, causando se multiplicaran los deudores finales que a estas alturas asciende a casi 500 mil cuentas que adeudan poco más de 4 mil millones de pesos. Actualmente y a tres meses del cambio de gobierno muchas personas hacen filas en las oficinas de Morena para anotarse en una nueva y definitiva lista que les garantice incluirse en el beneficio de condonar deudas por consumo. Personas que parecen más víctimas de la misma crisis de ingresos familiares y de empleo que a deudores históricos. Un detalle que falta analizarse. 

ORDENAR LA CFE.- Sin embargo, el reto que viene para la CFE es poner orden en el consumo y control en el costo del servicio de energía eléctrica. Como la segunda parte de las medidas políticas, técnicas y financiera de esta empresa altamente rentable, que de acuerdo al Excelsior, en el 2017, obtuvo 466 mil millones de pesos de ingresos totales, registrando una utilidad libre de polvo y paja de 126 mil millones. Pero que además está inmersa en el proyecto de la Reforma Energética impulsada por el actual gobierno federal que la transformó de Paraestatal a Empresa Productiva del Estado con participación de la iniciativa privada. Un monstruo industrial con cobertura nacional e intereses financieros que requiere ordenarse luego de tomar medidas como el borrón y cuenta nueva, que por lo visto mejorará los ingresos por uso de energía y preparará la reestructuración de tarifas por zonas y regiones del país. Es natural pensar que luego del borrón se regularizaré el pago masivo de usuarios como la respuesta inmediata. Esperemos.                   

PEMEX, UN ROMPECABEZAS.- Hay que remarcar que el tema energético tiene altísimas connotaciones de soberanía política, legal y territorial, e incluso, de seguridad nacional, que implica la propiedad, el uso y usufructo de los energéticos. Un conjunto de fundamentos objetivos que en estos momentos permanecen como las piezas de un Cubo de Rubik´s (rompecabezas) colocados en posiciones que se desconocen puntualmente, pero que es necesario ordenar en una sola cara, para distinguirlos de forma clara, y conocer los alcances de las negociaciones y los beneficios. En Petróleos Mexicanos (Pemex), ocurre lo mismo que en la CFE, luego de la entrada en vigor de la reforma energética que inauguró el sistema de exportar el crudo e introducir combustibles procedente de los Estados Unidos. Como ocurrió este 23 de agosto con el arribo al Puerto de Dos Bocas del navío estadounidense "Chembulk Ulsan" cargado con 17 millones de litros de gasolina Magna para venderse en las gasolineras del Grupo G500 de Tabasco. Mecanismo que es cuestionado cuando estamos parados sobre el hidrocarburo y a poco menos de 300 kilómetros de la refinería Pajaritos, de Minatitlán. 

PROBABLES NUEVOS YACIMIENTOS y refinería.- El tema de los energéticos no inicia, ni termina con la reforma energética. Por ejemplo, el usufructo del petróleo siguen siendo noticia, como lo expresó en su reciente visita a la entidad el actual secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell, al informar que recientemente se han descubierto 3 nuevos yacimientos con probadas reservas de hidrocarburo en las costas de Tabasco. Noticia que hacen pensar que hay Pemex para rato, y que incluso, la misma propuesta de construir la refinería en el puerto de Dos Bocas, Paraíso, permanece en el terreno firme de las posibilidades.





DEJA UN COMENTARIO