OPINIÓN

Un lenguaje pictórico comprometido con la naturaleza
12/08/2020

Leodegario Antonio Pérez profundiza con su pincel lo más tradicional de Tabasco. El artista plástico va entre riberas, pantanos, manglares, y navega en un cayuco para explorar y hacer suyo los diversos colores de la naturaleza.

Originario de Tantoyuca, Veracruz, pero radicado en Tabasco, desde su estudio no sólo imagina sino lleva a la realidad primaveras donde hace lucir al guayacán, framboyán y macuilí.

Además dibuja la casa chontal con una mujer en su interior cocinando en su fogón, al cuadro lo acompaña un río con su cayuco, una mata de plátano, al fondo una de coco, mientras en el cielo traza una garza en todo su esplendor, animales de corral buscando algo de monte, y una parvada de pijijes.

Autodidacta, así es como se define, Leodegario Antonio maneja técnicas en óleo, acrílico, mixta, que le sirven para abordar temas sobre el paisaje tabasqueño.

En sus lienzos resalta la flora y la fauna, y recrea al mono saraguato, cotorros, tucanes, diversidad de pájaros, hicoteas, lagartos, libélulas y águilas.

Sabe establecer una relación emblemática con el sol, entre sus amaneceres y sus tardes tabasqueñas.

Su obra se hace familiar. La vitalidad que proviene de ella enriquece poéticamente cada rincón de los lugares que fueron pensados.

Ese enfoque que tiene sobre la naturaleza ambienta poderosamente un lenguaje pictórico que sólo emana de alguien que ha estado ahí, y siente de forma profunda la urgencia de salvar la biodiversidad.

Leodegario Antonio señala que su pintura lleva implícito un mensaje, y es concientizar al ser humano para que no siga destruyendo el medio ambiente.

“En mi caso me gusta caminar, observar y analizar la naturaleza, lo que significa en lo personal un alimento para agarrar el pincel y colocarme frente al lienzo y empezar a crear”.

“Tabasco es rico en ese sentido, pero desafortunadamente no se está aprovechando tal patrimonio, y sobre todo en estos tiempos de confinamiento, momento que nos debe servir para reflexionar”. 

Al hablar de su origen expresó que nació en un lugar muy apartado de la ciudad, donde no existe a la fecha agua potable ni luz electricidad, y desde niño le llamó la atención la vegetación, las lagunas y los pájaros… y se fue conectando con los colores y la textura de las piedras, así como todo lo natural.

El artista comenta que sus obras las ha expuesto en el Yumka´, la UJAT, Centro Cultural Villahermosa, restaurantes, hoteles, museo de Historia Natural, Lienzo Charro; además de hacerlo afuera del estado como Monterrey, Ciudad de México y Veracruz.

Respecto a taller impartidos, señala que se los ha brindado a los artesanos especiales, todo como una labor social.

Sobre lo que sucede hoy apunta: “tenemos una tarea importante, y es la de tomar conciencia, porque falta darle prioridad a la preservación de lo que tenemos a nuestro alrededor”.

Satisfecho con lo que hace en cada una de sus obras, el maestro sostiene que su trabajo le da mucha paciencia y conocimiento, dando como resultado acrecentar el humanismo.

Sus cuadros los pueden encontrar en su estudio: colonia Rovirosa, en la calle Aquiles Serdán número 607, o al celular 993 311 4587.

PARÉNTESIS

La Lotería Nacional emitirá un billete conmemorativo del décimo aniversario del fallecimiento del escritor Carlos Monsiváis que se utilizará para el sorteo del próximo 21 de agosto, según se acordó con la Coordinación Nacional de Memoria Histórica de la Presidencia de la República. Una manera rendir honores a quien rescató buena parte de la cultura popular mexicana. (kundera_w@hotmail.com)




DEJA UN COMENTARIO