OPINIÓN

NOTA BENE

Una propuesta de buena fe: "Mediadores Covid 19"
15/07/2020

Aprovechando varios factores como son que el Gobernador, Adán Augusto López Hernández, nos ha informado de que los datos apuntan a un próximo control de la pandemia, por la tendencia a la estabilización de los datos de contagios y de que a pesar de ello las cifras pueden dar otra percepción equivocada de las cosas, y de cada día aumentan los ciudadanos preocupados por la salud de los tabasqueños y que muestran su deseo de ocuparse de ello, humildemente, propongo una fórmula que ya se está probando en algunas otras partes del mundo con éxito. Consiste en poner en marcha lo que se está dando en llamar "Mediadores Covid 19". Esta iniciativa consiste en organizar una serie de comités, o brigadas, por secciones de nuestros municipios de gente que vive en esa zona y que conoce no solo a sus habitantes sino también en donde se pueden estar dando los núcleos más peligrosos para el contagio, lo que les permite poder realizar una especie de mapa de contagio con mayor cercanía a la realidad de lo que pudiera tener alguien ajeno a esa comunidad. Esas brigadas o comités, tendrían como principal tarea la de convencer a los vecinos de aplicar las normas preventivas necesarias para evitar el contagio masivo en la población, sin que sea necesario que intervenga la autoridad, ni menos aún que se impongan sanciones o que sean obligadas las medidas ejercidas con la fuerza del estado. La mediación es un medio óptimo para poner fin a conflictos y en esta crisis sanitaria que estamos atravesando a nivel mundial, es recomendable poner en práctica este método alternativo. Pero, ¿en qué consistiría la mediación? Ahora en estos tiempos de COVID-19 es muy importante resolver los conflictos de manera tranquila, pasiva, rápida y eficaz. No es momento de redirigirlos a un juzgado o a un tribunal de justicia, donde resolver y esperar por una sentencia tomará mucho tiempo. La mediación, que ya está implantada en la justicia tabasqueña, es un método alternativo de solución de conflictos que tiene como fin suscribir un acta, que contenga el acuerdo, sea total o parcial, al que hayan llegado las partes con la guía de una tercera persona: mediador. Es importante indicar o recordar que solamente cabe mediar sobre materias como conflictos laborales, familiares o comerciales y que esta propuesta avanza creativamente en otra senda. El rol del mediador Covid 19 es, sin interferir en las atribuciones de la autoridad, como voluntario civil, encaminar a la población para que de forma controlada y convencida aplique todas y cada una de las medidas de prevención que se han impuesto, no solo el uso de la mascarilla o la distancia social, sino también para evitar salidas o paseos innecesarios, reuniones o fiestas que concentren a una gran cantidad de personas. La idea es bastante clara; que todos los mediadores sean gente cercana, de reconocida buena fe, de preferencia de una edad avanzada y por tanto de respeto. Además, el Gobierno puede aprovechar esta figura para obtener información de aquellas familias que realmente han llegado al límite de su resistencia económica y se encuentran en condiciones para recibir ayuda urgente de alimentos u otras necesidades sociales. Estos mediadores pueden recibir una remuneración como empleados temporales y con ello también se cubre otra de las lacras que nos está arrojando este virus: el desempleo. Las diferencias entre resolver un conflicto mediante la mediación o a través de la policía, o los juzgados o tribunales de justicia, son muchas; entre ellas el tiempo, el diálogo directo entre las partes, y la reparación de las relaciones interpersonales.




DEJA UN COMENTARIO