OPINIÓN

PUNTO DE VISTA

¡Y lo hizo!
11/12/2017

Ricardo Anaya Cortes se ha quedado con la candidatura y con el Frente a sus pies.

Se ha dicho que al joven queretano lo definen sus constantes contradicciones, señalamientos e inconsistencias, que casi a todos los políticos de los que se ha servido lo consideran traidor. Se le reclama porque dice algo, y luego mueve las piezas para su propio beneficio.

Pero haiga sido como haiga sido, este joven político ha abierto innumerables frentes de guerra y al momento ha salido victorioso de ellos; Anaya ha mostrado dotes de talento y sagacidad y su temple le ha permitido estar enfrentado con un expresidente (Calderón) y con un Presidente en funciones (Peña Nieto), y la metralla que le han aventado la ha sabido esquivar, enfrentar y hasta revertirla en dividendos para su persona.

Tuvo la inteligencia para tejer fino y con sigilo “su” candidatura no dudando en apostarle al llamado que hiciere Mancera de formar una alianza opositora, por ello sentó a la mesa a Barrales y Dante, los enamoró, dando con ello un golpe de muerte a Margarita Zavala que no tuvo de otra que salir huyendo de Acción Nacional a batallar en las calles para reunir las firmas para participar como independiente, y mejor aún administro los tiempos y los diálogos para cuando ya no hubiese margen a nada, con encuestas en mano se confirmara lo que él había proyectado: Ser candidato Presidencial en 2018.

Hoy está en la antesala de un anhelo personal y profesional, a sus 40 años aparecer en la boleta electoral en busca de la banda Presidencial; Anaya será el candidato de la coalición Por México al Frente, conformada por el PAN, la izquierda del PRD y a Movimiento Ciudadano. Todo apunta que don Ricardo se enfrentará al candidato del PRI, José Antonio Meade, al de Morena, Andrés Manuel López Obrador y a los independientes que logren las firmas necesarias para contender.

Anaya Cortes dueño absoluto del PAN y al parecer del Frente, empezara a soltar sus mejores cartas y estrategias para llegar a Palacio Nacional en diciembre próximo; el candidato frentista es un extraordinario orador, pertinaz en el debate y un hacedor de frases contundentes, ya en su primer día como virtual contendiente ha salido a delinear el tono  de su retórica y lo filoso del discurso con el que buscara aglutinar al antipriismo y antilopezobradorismo; al primero le receto un contundente reclamo y aviso al asegurar que "La situación que vive el país es de máxima gravedad. Hoy México, con el gobierno del PRI, no va por el camino correcto. Este Gobierno corrupto e ineficaz ha sido un absoluto desastre nacional. Lo bueno es que ya se van", y al segundo le propino un “a México no le conviene un cambio al pasado, lleno de locuras como el que propone López Obrador”.

En mi punto de vista, Ricardo Anaya deberá mostrar si es tan efectivo electoralmente hablando; ha comprobado que tiene la habilidad negociadora- impositiva como pocos, pero su gran reto será el sanar heridas al interior y acrecentar la sangría de los adversarios, un enigma en un hombre que en su meteórica carrera no ha pedido nunca un solo voto popular…






DEJA UN COMENTARIO