TABASCO

NOTICIAS

TABASCO



04/07/201911:25 a.m.Autor: Wilber Albert
Nunca es tarde, tiene 99 años y acaba de terminar la primaria

Socorro Acosta Pérez tiene 99 años de edad y acaba de terminar la primaria

En sus manos tiene un documento que observa con atención, lo acomoda, y luego lee en voz alta: la dirección del Centro de Educación Básicas (CEBAS), otorga el presente diploma de honor al mérito a Socorro Acosta Pérez por haber culminado su educación primaria con un promedio de aprovechamiento de 9.0, del ciclo escolar 2018-2019.

"Nací en 1920, hoy tengo 99 años cumplidos; me platicaba mi papá que vi mi primera luz en una quinta, allá en la calle Gregorio Méndez, de ahí vivimos en El Santuario, una comunidad entre Macuspana y Jalapa".

Indica que su padre le enseñó a leer y a escribir, y recuerda que le contaba como anécdota que él en seis meses, a punta de latigazos, aprendió las letras y la escritura.

"En casa igual siempre nos enseñaron mucho a respetar a las personas y amar a la bandera, qué es nuestra Patria, y fechas como el 5 de Mayo, o el 16 de Septiembre".

"Hoy la juventud no sabe de eso, no quieren estudiar, agarran mejor el teléfono, por eso me propuse terminar la primaria, porque para el estudio no hay edad".

Todo se dio cuando su nieto Evelio la invitó a concluir su primaria, y así empezaron las clases los domingos en casa  con el apoyo del maestro Justino, aunque por su edad muchas veces doña Socorrito cayó enferma, y se tenían que esperar unos días para continuar resolviendo los ejercicios, pero nunca bajó la guardia.

Fue en octubre de 2018 cuando doña Socorrito comenzó, iban a su vivienda de manera personalizada, la gran ventaja es que ya sabía leer y escribir, y fue más fácil para ella y su asesor ir resolviendo las tareas que venían marcadas en los libros.

Comenta el profesor que las clases fueron llenas de afecto, y por la memoria que tienen nada se le dificultaba, entendía muy rápido, así como las operaciones de 

sumas y restas.

Narra el profesor que le sorprendió que a sus 99 años de vida quiere estar siempre aprendiendo más, por lo que es un ejemplo vivo para las nuevas generaciones, ya que mucha gente joven tiene esa oportunidad y no aprovecha para terminar su primaria.

Además de estudiar a doña Socorrito le gusta la poesía, y dice que desde niña las memorizaba, eran "recitaciones" -dice-, y de forma frecuente la invitaban a decirlas en algunas de las reuniones.

"Que los jóvenes sepan que la educación vale mucho, porque igual los forma para que respeten, a mi edad pienso en continuar adelante en la escuela, y ahora, si Dios me da más vida, iré por la secundaria", sostiene.

"Con este certificado me siento feliz, emocionada, y a los maestros les pido que busquen a los alumnos, que no los dejen caer, ayúdenlos para que continúen por ese camino de la educación.

Otra de sus alegrías son sus cinco hijos, 14 nietos, 22 bisnietos y dos tataranietos, señala mientras ríe con su certificado en mano.



Loading...