OPINIÓN

OPINIÓN

Reunión de AMLO y gobernadores, ejemplo de civilidad
14/07/2018

La agenda de Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, ha borrado de la opinión pública el trabajo que realiza el presidente en funciones Enrique Peña Nieto. Sin asumir, lo ha superado en mucho. Claro que algunos dirán que estamos en la "luna de miel" para quien llegará al poder con un apoyo histórico de 30 millones de votos. Confiemos en que los mexicanos hemos acertado.

Desde que los órganos electorales dieron a conocer lo contúndete de su triunfo AMLO se dio a la tarea de integrar su equipo de transición y acercamientos con los sectores económicos que durante la campaña electoral habían manifestado alguna inquietud ante su posible triunfo. Las reuniones se han dado en un marco de respeto y de cordialidad.

No es lo mismo hablar con un candidato incómodo que con un presidente electo, y con cuya administración deberán entenderse los próximos años, por lo que se debe dar la vuelta a la página y mirar hacia el futuro.

Eso lo han entendido los principales actores económicos y políticos de México, entre ellos los gobernadores, todos ellos integrados en la Confederación Nacional de Gobernadores (CONAGO), cuyo actual presidente, el gobernador del estado de Chiapas, Manuel Velasco Coello, se acercó al tabasqueño para acordar una reunión que se dio este jueves por la tarde, y a la que asistieron casi todos los gobernadores. Solo los mandatarios de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, y el Jalisco, Aristóteles Sandoval no llegaron a la cita. Algo más importante qué hacer debieron tener.

En su discurso, los gobernadores reconocieron que si dijeron alguna impropiedad en contra del presidente electo fue al calor de las campañas, y una vez terminada esta fase del proceso estaban en la mejor disposición de sentarse para dialogar. Todos les manifestaron su disposición de trabajar con él en el tiempo que le restan de sus mandatos estatales.

El próximo presidente de México cuenta con los mandatarios estatales para apoyarlo en la cuarta transformación de México, dijo después el represéntate de la CONAGO ante la prensa.

Después de una reunión a puertas cerradas de tres horas de duración, en la que todos los gobernadores pudieron participar y donde el futuro presidente les solicitó su apoyo para que el proceso de descentralización de las dependencias federales se realice de la mejor manera y sin problema alguno. No se despedirá a ninguna persona de los niveles bajos, y los cambios solo afectarán a funcionarios de primer nivel, aseguró AMLO.

El otro asunto revisado con los integrantes de la CONAGO fue el asunto de la austeridad y medidas para acabar con la corrupción en los estados mediante una reforma constitucional al Artículo 127, para que nadie gane más que el Presidente de la República.

La CONAGO volverá a sesionar en el mes de septiembre con la presencia del tabasqueño para que en conjunto analicen la propuesta de presupuesto de egresos que el Ejecutivo Federal enviará al Congreso de la Unión.

Un asunto medular para los gobernadores ante la dependencia que mantienen de los recursos federales para trabajar dada la falta de recaudación propia. Los gobernadores expresaron al tabasqueño la necesidad de más recursos a sus entidades para resolver las necesidades de sus gobernados.

AMLO dijo que el presupuesto federal no será usado como instrumento de presión con los gobernadores. Lo mejor para todos es llevar la fiesta en paz.

La aceptación del nuevo gobierno de izquierda ha sido amplia. Por algunos meses más coexistirán una arcaica forma de administrar y una nueva, diferente en la que todos son tomados en cuenta para las decisiones. Todos deben ajustarse a los nuevos rumbos. No hay de otra, porque así lo exige la Nación.

POSDATA

No faltan quienes busquen "amarrar navajas" entre los gobernadores y el presidente electo. Así ocurre con la relación de López Obrador y del mandatario tabasqueño Arturo Núñez. Éste ha dicho que no mirará el pasado y que las campañas ya terminaron. De lo que se puede dejar constancia es que si bien Núñez expresó diferencias con AMLO –es un derecho y hasta una obligación ciudadana- siempre lo hizo con respeto. Pero aún más, el propio Adán Augusto López reconoce que el mandatario tabasqueño fue cuidadoso de su imparcialidad en los comicios recientes.





DEJA UN COMENTARIO