OPINIÓN

Cambios y Reformas en el contexto de la legitimidad política - electoral
03/07/2018

La evaluación que viene.- La propuesta de reformar al Estado mexicano se aprecia como la posibilidad de revisar si los tres Poderes cumplen la función de servir de contrapesos y reguladores de la autoridad. La capacidad y funcionalidad de sus leyes y de sus instituciones. La fortaleza ciudadana, de salud y educativa de su gente. El vigor y la eficiencia de sus gobernantes, entre otros elementos que se podrían evaluar en la ruta del anuncio de los cambios sustantivos que plantea la llegada al poder del Presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Contra la corrupción e impunidad.- Analizando el primero de sus mensajes emitidos en el Zócalo de la Ciudad de México (CDMX) la noche de este domingo, el tabasqueño sostuvo que los cambios serán profundos, pero que se darán con apego al orden legal establecido, y puntualizó que la madre de todas sus batallas será contra la corrupción y la impunidad. Como ejemplo, adelantó, que los contratos del sector energético suscritos con particulares serán revisados, advirtiendo que si se detectan anomalías se acudirá al Congreso de la Unión, y a tribunales internacionales.

Propuestas que implican cambios.- AMLO, afirmó que no aumentarán los impuestos en términos reales, ni se endeudará más al país, condenó los gasolinazos, y dispone bajar el gasto corriente e  aumentar la inversión productiva para impulsar la producción y crear empleos. De la misma forma sostuvo que cambiará la estrategia del combate a la inseguridad. Son propuestas que desde nuestro punto de vista encierran cambios en materia hacendaria, fiscal, de procuración y aplicación de justicia en el marco del combate a la inseguridad desde las corporaciones en estos momentos en manos de las policías estatales y municipales, fiscalías y Procuraduría General de la República (PGR). Cambios que no están muy lejos de llevarse a cabo una vez que reciba la Banda presidencial el 31 de diciembre de 2018, sobre todo cuando oficialmente el INE do a conocer que la coalición Juntos Haremos Historia se perfila como el partido de mayoría en la Cámara federal de Diputados y el Senado de la República. Incluyendo por supuesto la mayoría alcanzada en las 16 Legislaturas donde se celebraron alecciones este 1 de julio. En síntesis; si las reformas van, el próximo titular del Poder Ejecutivo no tendrá problemas para realizarlas. 

Reforma electoral.- Tal vez una de las más inmediatas reestructuraciones en el marco de las políticas electorales del Estado mexicano -sacudido este domingo por millones de votos ciudadanos-, tiene que ver con la Reforma Electoral a partir de la reconfiguración de las fuerzas políticas, donde el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se fue al tercer lugar; el Partido Acción Nacional (PAN) quedó en segundo lugar, y por ejemplo: los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Verde Ecologista (PVEM), Nueva Alianza (Panal), incluido las candidaturas independientes están ante una revisión objetiva de su razón de ser, luego de no alcanzar el 3% de sufragios para mantener su registro. Aunque la desaprobación y exigencia ciudadana de dejar de usar recursos para financiar partidos sin ninguna representatividad real, forma una presión que de tomarse en cuenta inclinaría la balanza hacia una revisión de su contribución a la vida democrática, o no.

Millones para chiquillada.- Por ejemplo: el PVEM recibió este año electoral de 2018, 527 millones de pesos (mdp); el Partido del Trabajo (PT), 376 mdp; Movimiento Ciudadano (MC), 537 mdp; Nueva Alianza (Panal), 419 mdp; Encuentro Social (PES), 398 mdp; en total suman la cantidad de 2 mil, 257 mdp en este año electoral. Un dinero que la gente desde hace tiempo opina que se use en áreas productivas y de beneficio social.





DEJA UN COMENTARIO