OPINIÓN

ESCALA CRÍTICA

Candidatos: la oferta del cambio, desde el gobierno o la oposición
16/04/2018

*Consolidar el voto duro, sumar nuevos adeptos

*Determinante, el peso de la contienda presidencial

*Los seis aspirantes se promueven como alternativa

TRANSCURRIDOS quince días de que arrancaron formalmente las campañas federales –presidencia, senadores y diputados-, están en la pista ahora los aspirantes a la gubernatura (nueve en todo el país), alcaldías y diputaciones locales. Cada detalle cuenta. Ningún aspirante se puede dar el lujo de despreciar la posibilidad de sumar porcentajes a sus votos. Uno o dos puntos pueden ser determinantes. Recordemos que en 2006 la diferencia entre Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador fue de sólo .60 por ciento (punto 60, menos de un punto).

Aún más. En las elecciones estatales del 2000, que fueron anuladas, la distancia entre Manuel Andrade Díaz y Raúl Ojeda Zubieta fue de sólo .09 por ciento (punto 09). Hemos tenido votaciones municipales donde sólo separaron al ganador menos de 20 votos del segundo lugar. Tenemos elecciones cada vez más competidas.

CORREGIR O INSISTIR

LOS PARTIDOS y sus candidatos tuvieron tiempo suficiente para definir sus mensajes, público objetivo, etapas a cumplir. Aunque en estos días estaremos saturados de propaganda, en la realidad para los competidores es corto el lapso. Tan sólo por citar un ejemplo, para los aspirantes presidenciales ya entraron en su tercera semana. ¿Hay novedades?, ¿estamos ante una continuación de las precampañas e intercampañas?

Escribió con ironía pero con acierto Daniel Eskibel, consultor que se presenta el "evangelista de la psicología política", que ningún candidato puede hacerse ilusiones excesivas y debe siempre tener en cuenta que hay sólo cuatro categorías de votantes: los duros, que siempre van a sufragar por un partido o candidato; los blandos, que están pensando en votarte –pero que pueden cambiar de opinión-; los posibles, que piensan votar por otro pero que pueden ser convencidos y los imposibles, quienes jamás votarán por determinada opción, pase lo que pase.

Por eso, dice Eskibel, en las campañas no se deben gastar recursos en algo que no dará resultado, que se deben olvidar de los votos imposibles. Recomienda entonces: "Consolidar los votos duros y convertirlos en tus ´agentes evangelizadores´, haciendo que lleven tu mensaje a todos los demás ciudadanos. Fortalecer los votos blandos para convertirlos en duros. Atraer los votos posibles para convertirlos en blandos". ¿Cómo hacerlo?, allí está la clave de las campañas.

Aunque también hay que puntualizar que en política no existen "nuncas" ni "siempres". Por ejemplo, ¿quién iba a imaginar en Tabasco al PAN haciendo campaña por el PRD, o viceversa?, ¿o a López Obrador enfrentado al PRD?

RELEVO O REFRENDO

SE HA DICHO que "el mensaje" es el componente estratégico más importante en una campaña, claro una vez teniendo al candidato y al partido (o la organización). Según las circunstancias.

Habiendo iniciado las campañas para gobernador, ¿qué fue lo que los medios consideraron el mensaje más importante de cada candidato?

Todos los aspirantes centran su discurso en el cambio. Resulta lógico tratándose de un relevo en el poder, aunque un partido (PRI) va por el refrendo de la votación a nivel nacional y otro (PRD) lo busca en el ámbito estatal.  

Por lo sucedido el fin de semana –y en las intercampañas- se puede medir también la capacidad de los equipos de cada candidato para hacer llegar sus propuestas a los medios y a sus potenciales electores. Mucho qué corregir.

En busca de la ratificación del voto al PRD, el abanderado de la coalición Por Tabasco al Frente (PAN-MC), Gerardo Gaudiano, insistió en su juventud como eje del discurso así como la ruptura con "el esquema de la clase política tradicional". Aunque sigue teniendo como referencia a su abuelo, el ex gobernador Leandro Rovirosa.

La candidata del PRI, Georgina Trujillo, dijo ir por un contraste de ideas y propuestas. Presentó ocho ejes para atender los problemas de Tabasco. Es quien más ha insistido en los debates. Su reto es lograr la recuperación de votos para el tricolor y ganarle los más posibles a la ola obradorista.

Precisamente en el llamado "Efecto AMLO", además de sus propias iniciativas, basa Adán Augusto López Hernández su optimismo en los resultados del uno de julio. Candidato de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT y PES) en su primer día de campaña ofreció un plan de Gobierno cuyo reto principal es el combate a la inseguridad. Ofreció resultados en los primeros 6 meses de 2019.

Contra sus ex partidos arrancó el ahora candidato del Partido Verde (PVEM), Oscar Cantón. Su lema: hacer que Tabasco reverdezca. Según dijo el líder nacional de su actual instituto, Carlos Puente, se tiene que dejar atrás el amarillo enfermo y el rojo de la sangre. 

También contra los partidos y la clase política tradicional, se pronunció el abanderado de Nueva Alianza (Panal), Manuel Paz. Formalizó la iniciativa para crear la empresa "Petróleos de Tabasco" (Petab), y pronosticó una "elección de Estado".

El ahora candidato independiente, Jesús Alí de la Torre (en 2012 compitió bajo las siglas del PR), se propuso también como alternativa a los partidos políticos. Sostuvo que son los ciudadanos sin partido los que van a triunfar en los comicios del 2018.

Habrá que esperar que transcurra la primera semana de campaña para observar cuáles son las prioridades de los aspirantes. (vmsamano@yahoo.com.mx)





DEJA UN COMENTARIO