OPINIÓN

Educar, educarse... maestros, padres y alumnos
24/08/2018

Mucho se recuerda cómo el papel del profesor hace algunos años era sinónimo de respeto, sobre todo en las comunidades. Y se tenía más bien como un oficio, porque formaba, iba delineando a cada alumno, le daba luz, se tenía el cuidado de que la educación fuera perfecta, era en sí una esencia de un buen gusto.

En una época como la nuestra, algunos docentes fueron perdiendo tal desafío, y lo primordial se convirtió en secundario. Los recuerdos de esa educación quedaron en el olvido.

Aunque ahora se ha ido más allá. En las benditas redes –como dijera Andrés Manuel López Obrador- se ha dado muestra de profesores que protagonizan alguna clase de enfrentamiento (zafarrancho) con padres de familia, o de manera contraria, tutores que enfrentan a los docentes e incluso llegan a los golpes.

Si retrocedemos de nuevo el tiempo, jamás se pensaría que esos cuadros podrían presentarse algún día.

En un video que circula en internet, una maestra de kínder es cuestionada por una madre de familia sobre un problema escolar, sin dar respuesta, la docente suelta un golpe y como escenario se tiene un salón de clase y otras personas observando.

Otro enfrentamiento se dio en la ranchería La Ceiba del municipio de Macuspana, el cual quedó al descubierto por un video donde una maestra golpea a una señora. Luego se supo que la secretaría de Educación habría sancionado a la profesora.

En mayo de 2017, un alumno del Colegio de Bachilleres del municipio de Cárdenas fue expulsado por agredir a un profesor. En la grabación se puede ver cómo el alumno le pide un permiso y después de no obtener respuesta, el joven lo golpea en la cara. Compañeras del menor comienzan a tratar de calmarlo a gritos y varias de ellas lloran mientras el joven continúa golpeando al docente.

Lo más reciente es el enfrentamiento de una directora de primaria y una señora en el municipio de Huimanguillo, donde se observa cómo padres de familia, quienes se encontraban presentes, trataban de separar a la ama de casa, quien jalaba del cabello a la docente, y que también se defendía de la agresión.

De ninguna manera es justificable. Ambas partes pueden tener la razón, pero nada debe estar por encima del respeto.

¿Nos hemos convertido en inhumanos, insensibles, iracundos? ¿Podemos entonces culpar a las redes o la televisión de cambiar nuestro comportamiento?

¿Hacia dónde vamos en realidad? Cuando se supone que una buena escuela es una comunidad de padres, maestros, alumnos, e incluso un buen plantel y una buena enseñanza.

Es necesario regresar a ese noble oficio, pero también hacer entender a los padres de familia que ante todo, los maestros representan una autoridad cuyo valor es educar a nuestros hijos.

PARÉNTESIS

AMLO dijo que no usará el avión presidencial. Ahora, Gustavo Jiménez Pons, socio de la empresa de aviación privada GBS Air Enterprise presentó la primera propuesta de compra de la aeronave, cuya venta fue uno de los compromisos de campaña del Presidente electo. Ofrece hasta mil 900 millones de pesos.





DEJA UN COMENTARIO