El PAN a los pobres, ¡no me simpatizan!

Como queriendo hacer más efectivo su deslinde del partido que encabeza Alejandro Moreno

En el marco del Foro Internacional por la Senda de la Libertad, que tuvo lugar en nuestro país y donde se dieron cita partidos de la derecha de 23 países en América Latina y otros, Marko Cortés presidente del Partido Acción Nacional, reprochó a los priistas frente a los miembros de la Organización Demócrata Cristiana (ODCA), que el PRI es el responsable de tenerlos en el despeñadero.

También les recordó que la corrupción que se vivió durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto fue tan excesiva, que desbordó en el hartazgo de la gente que acudió en masas a votar por el actual gobierno. Aun cuando los dos anteriores encabezados por Vicente Fox y Felipe Calderón, habían sido los mejores que este país ha tenido. Eso dijo.

Como queriendo hacer más efectivo su deslinde del partido que encabeza Alejandro Moreno, en su exposición reconoció que Andrés Manuel López Obrador cuenta con una amplia aceptación en la sociedad mexicana, mismo que ganó la cámara de Diputados y el Senado, imponiéndose el populismo en el país, señaló. Insólito reconocimiento para AMLO en boca de un panista, a decir de algunos, está buscando aplastar más al PRI para hacerse del liderazgo en la oposición e imponer una candidata de su partido como abanderada de la alianza.

En el evento convocado para el Vigésimo Tercer Congreso de la (OCDA) donde se eligió como presidenta a la diputada federal y secretaria de Asuntos Internacionales, María Gómez del Campo, a propuesta del mismo PAN, contaron además con la presencia del expresidente de Colombia y actual presidente de la Internacional Demócrata de Centro (IDC-CDI), Andrés Pastrana, entre otros. 

Por si fuera poco, Marko Cortés sostuvo que los 63 millones de pobres en México no son una de las causas del PAN, o sea, no le simpatizamos a ese partido. Por eso recomendó a las organizaciones  ahí presentes "conectarse emocionalmente" con los pobres para acercarnos a esa "franja". Lo puso  como gran reto, al mismo tiempo les pedía ser empáticos con ellos. Que sientan que abrazan sus causas, que las comparten.

Todavía les contó la experiencia de su estadía por el gobierno de México. Nosotros perdimos el poder porque nos ganó la ambición -expresó abiertamente-, nos faltó ser solidarios con los miembros del partido, creímos que íbamos a ser perennes, pero a veces el error comienza en casa.

En este foro, Marko Cortés reconoció que Acción Nacional es un partido defensor de los empresarios, de los dueños del dinero y las clases medias altas. Que no son un partido de masas, que no les importan los más de sesenta millones de pobres. Es tanto su miedo que dejó entrever que no tienen cara para solicitar el voto de la personas en condiciones de pobreza, ya que está seguro que al acercárseles seguramente le preguntaran: ¿por qué no hicieron lo que me viene a prometer, si ustedes ya estuvieron ahí? 

                                           

Al parecer "ha entendido" que las personas y ciudadanía, no puede ponerse a pensar que van hacer con el país si antes no se han quitado el hambre. Los exhortó a ser empáticos, expresar a los pobres que son el partido de los Derechos Humanos, de las libertades, del bien común. Así es como piensa que van a generar credibilidad entre la población.

Lo que en verdad veo, es que despertar la esperanza de la población que ya constató con Andrés Manuel López Obrador en el poder, el cambio que les brinda la cuarta transformación, difícilmente pueda generar aceptación en los millones de ciudadanos que se han revalorizados y empoderados, como una fuerza capaz de impulsar el cambio en el país. Piensa que sólo por el hecho de expresarles que comparten sus causas, algún día la ciudadanía pueda responderle: ¡Tienen razón, vamos a regresar con ustedes!          

Pero todos los partidos deben verse en ese espejo: la ambición es lo que corrompe y termina derrotando.