OPINIÓN

ESCALA CRÍTICA

López Gatell: después de la llamada de atención a Tabasco, ahora es Oaxaca; excede en contagios
22/05/2020

REGRESAR a las actividades productivas en medio de la pandemia no es una decisión fácil. Desde un principio el gobierno mexicano, como en todo el mundo, se planteó el impacto económico que tendría la paralización de la economía. Por un lado, está la población que vive al día y la franja que va de la extrema pobreza a la pobreza; por otro, aquellos sectores que están vinculados a procesos internacionales, como los fabricantes de autopartes, componentes diversos y productos de exportación.

Le comentaba ayer el "regaño" diplomático del subsecretario Hugo López Gatell a Tabasco, por no haber logrado "aplanar la curva" de la epidemia y por presentar varios "picos" cuando se suponía que debía entrar en un declive de contagios. En algún momento se relajaron las medidas de sana distancia y confinamiento, señaló.

Como bien se sabe, mientras más se tarde una comunidad en lograr buenos resultados en las acciones de control de la epidemia, más lejana será la reanudación segura de actividades. Una reanudación que, también lo han advertido los especialistas, ya no será como antes; se habla de una "nueva normalidad".

PRONÓSTICOS Y REALIDADES

A LO SUCEDIDO con Tabasco se suma ahora Oaxaca. "¿Qué está pasando?", interrogó ayer el jefe de la campaña anti coronavirus en México al  referir que en la capital oaxaqueña el pronóstico epidemiológico "no se está apegando a la realidad". Y puntualizó: "No es un problema de la predicción, es un problema de qué está pasando en Oaxaca respecto de la movilidad social que es un componente crítico".

De la entidad de Benito Juárez, cuyo gobernador Alejandro Murat había acompañado al presidente López Obrador en el anuncio de la reactivación en los "Municipios de la Esperanza", el subsecretario López Gatell señaló: "Oaxaca es un estado muy disperso, geográfica, social y culturalmente, lo que lleva a que se concentre en la capital la atención hospitalaria". Yo añadiría que precisamente en razón de esa concentración de servicios y la ausencia en las comunidades, fue que los municipios oaxaqueños decidieron estrictas medidas de control para evitar contagios.

Para efectos del turismo, que una de las actividades más importantes de Oaxaca, no podrá haber en corto plazo una "nueva normalidad". Se calcula que el "pico" de los contagios entre el 9 y el 11 de junio...pero, un dato también importante es que se están presentando muchos más casos de los que se tenían proyectados. Esto sólo hablando de las zonas altamente urbanizadas; imaginemos la tragedia si los pobladores de comunidades rurales no hubiesen actuado a tiempo. Por eso le decía en otra colaboración que en esta situación sí existen los "hubiera" y mucho se puede aprender.

Los casos de Tabasco y Oaxaca –hay otros, por supuesto como la zona conurbada de la Ciudad de México, así como Tijuana- muestran que el retorno a la llamada "normalidad" enfrentará muchas dificultades. Así como señalamos que no es un México sino muchos Méxicos, de la misma forma podemos observar que –como lo reconoció López Gatell- tenemos varias epidemias o una epidemia que se comporta de muchas maneras...según la gente.

En estos tiempos es muy importante que los gobiernos, el sector salud y la propia comunidad conozcan qué se está haciendo bien y qué se está haciendo mal, para poder aplicar las buenas prácticas. Más todavía cuando la necesidad obliga a planear una reanudación de actividades.

A nivel mundial se prevé una grave recesión en la economía. Se afirma que el derrumbe puede ser equivalente "a 30 veces la reducción que se reportó durante la crisis financiera internacional de 2008-2009". (Forbes, Viridiana Mendoza). El efecto en cada país será distinto en profundidad, pero no hay duda que en México se debe estar preparado para una acción de "rescate" a la gente de más bajos recursos...pero antes debe cuidarse que el impacto en salud y vidas sea lo menos grave posible. Llevamos ya 6 mil 510 muertes reportadas.

AL MARGEN

SEGÚN encuesta del INEGI, en los trámites gubernamentales en Tabasco se logró disminuir la corrupción en 41.2 por ciento en 2019 con respecto a 2017. Durante el primer año de la administración de Adán Augusto López Hernández un total de 8 mil 640 ciudadanos fueron víctimas de cobros indebidos, mientras que la cifra fue de 14 mil 686 en el citado año del gobierno de Arturo Núñez, conforme al reporte de la institución federal.

En el sur-sureste, Tabasco fue el único estado que –conforme al levantamiento de datos del INEGI- logró disminuir la corrupción. También bajó el promedio de estos actos ilícitos por cada cien mil habitantes.

LAS FRACCIONES parlamentarias del PRI y PRD condenaron la detención policial contra el diputado independiente Carlos Mario Ramos y su equipo de trabajo, por lo que exigieron una investigación a fondo de los hechos así como castigo a quienes hayan incurrido en violaciones a las leyes. El legislador fue aprehendido cuando repartía despensas en medio de la emergencia sanitaria. Sus captores argumentaron que no respetó las medidas de seguridad para evitar contagios; Ramos Hernández argumenta que fue víctima de la arbitrariedad.

COMO le adelanté, ayer rindió un informe Javier May Rodríguez, en relación al programa "Sembrando Vida". En el evento realizado en Palacio Nacional también participó la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores que, recordará, intentó desplazar al tabasqueño de su encomienda. (vmsamano@hotmail.con)




DEJA UN COMENTARIO