OPINIÓN

ESCALA CRÍTICA

Relevos en el gobierno de López Obrador; ajustes en el área político-financiera-rural
23/06/2020

TODO indica que para el presidente Andrés Manuel López Obrador llegó el momento de los ajustes en su equipo para acelerar algunos procesos y consolidar su plan de gobierno. Otros cambios obedecen a coyunturas, como el recientemente ocurrido en la comisión contra la discriminación, pero también parte de una reestructuración que propone el mandatario ante lo que considera un exceso de organismos burocráticos. Y en la mira está el Instituto Nacional Electoral (INE) y los órganos estatales.

Ayer se informó de un movimiento clave para los propósitos de AMLO: Diana Álvarez Maury, a quien había propuesto el Presidente para ministro de la Corte, y que ahora se desempeñaba como subsecretaria de Gobernación, pasará a la estratégica dirección del Banco del Bienestar, en donde despachaba Rabindranath Salazar, un político morelense que se incorpora a la Secretaría de Gobernación.

No deja de llamar la atención el encargo a Álvarez Maury, porque el Banco del Bienestar –y en sí toda la Secretaría del ramo- es una herramienta estratégica para la "Nueva Economía" de AMLO. El plan original es que se instalen 2 mil 700 sucursales del banco en todo el país, como parte de la estructura de un plan más grande: los 13 mil 512 Centros Integradores que requerirán servicios financieros.

De acuerdo a López Obrador, el poderoso Banco del Bienestar tendría un gasto de operación de 6 mil millones de pesos anuales, pero se sostendría con los pagos de comisiones porque sólo en programas de sociales actuales se dispersan 300 mil millones de pesos.

Dijo AMLO a principios de año el banco "va a tener sucursales en todos los pueblos grandes".

UNA EXTENSA RED

COMO PARTE del entramado financiero y la bancarización de los servicios –la entrega directa de recursos a los beneficiarios- también está prácticamente terminado el proyecto de la Financiera Nacional Agropecuaria (Finagro), cuyo soporte legal es revisado por los diputados. Al frente de la también estratégica Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (nombre actual) estará el tabasqueño Baldemar Hernández Márquez, según lo adelantamos en este espacio y lo confirmó Javier Delgado Mendoza, quien dijo que ya le fue solicitada su renuncia.

Al participar en el foro del parlamento abierto de la Cámara de Diputados, Delgado Mendoza expuso: "Y voy a ser muy breve porque, en primer lugar quiero agradecer las oportunidades que se me dieron de presentar ante esta comisión (de Hacienda) todo y llegar hasta este punto, pero recibí la indicación de presentar mi renuncia, entonces yo estaré hasta el día 30 de junio aquí, y a partir del día primero estará Baldemar Hernández a cargo de la Financiera".

Hernández Márquez, quien acompañó a López Obrador en la coordinación del INI al inicio de la carrera política del actual mandatario federal, ha sido discreto respecto a su designación que se concretaría –según dijo Delgado- a finales de este mes. El ex secretario de Desarrollo en el gobierno de Enrique González Pedrero y también vinculado al proyecto de los Centros Integradores, inició el sexenio en la Secretaría del Bienestar, donde también participa el tabasqueño Javier May Rodríguez como subsecretario. 

Quien explicó a los diputados la importancia del proyecto de Finagro, fue  Francisco Javier Nava, director fiduciario de la dependencia. En palabras del funcionario: "La propuesta es que Financiera Nacional Agropecuaria, Finagro, cuente dentro de sí misma con un área de capital emprendedor, un área de crédito y especialistas en el tema de administración de riesgos", para la atención integral a los productores. Por lo menos unos siete millones de trabajadores del agro.

La actual iniciativa de creación de Finagro establece la integración en un solo organismo del Fondo de Capitalización (Focir), Agroasemex y de Firco (Fideicomiso de Riesgo Compartido). Por esta vía, Hernández Márquez se reencontraría con Ignacio Ovalle, actual director de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), quien despachaba con director del INI cuando AMLO fue delegado del organismo en Nacajuca.

No se sorprenda si esta misma semana conocemos de nuevas designaciones.

TRANSICIÓN DIFÍCIL

CUIDAR la integridad y la vida de las personas es prioridad en el ingreso a la "nueva normalidad laboral", aseguraron los especialistas Luis Faustino Mora Brito y María de Jesús González Urban, quienes el fin de semana impartieron un curso de evaluación del riesgo y plan de acción para esta nueva etapa en la que se reinician las actividades económicas y productivas. Estamos en una transición en la que no termina el confinamiento y la desmovilización, pero se abren algunas labores tanto oficiales como privadas.

Es un momento complejo, porque se deben reforzar las medidas de vigilancia y supervisión, seguridad sanitaria, estrategias generales de promoción a la salud, protección a la población vulnerable y, sobre todo, respuesta de la red de servicios médicos para la detección y tratamiento inmediato a los contagiados por COVID-19. Se trata de evitar una explosión catastrófica de los infectados.

Aunque se insiste en que llegó la hora de la responsabilidad de la población –lo que debió suceder desde el inicio de las acciones contra la epidemia-, sin duda que en esta etapa también estarán a prueba los liderazgos en los gobiernos, tanto federal, como estatales y municipales para convencer a la gente de seguir las normas de sanidad. (vmsamano@hotmail.com)




DEJA UN COMENTARIO