OPINIÓN

Cubrebocas, adiós a las sonrisas, o colapsar hospitales
16/06/2020

El premio Nobel de Química, Mario Molina, recomendó que el uso de cubrebocas debe mantenerse. Aunque este uso o no uso de las mascarillas permanece en debate.

"Queremos explicarle a la sociedad, para que cuando salgan a la calle, o cuando los niños vayan a las escuelas como en China y Asia, estén usándolos, porque así se evita la transmisión de la enfermedad", sostuvo el especialista.

En el caso de las mascarillas caseras, la facilidad de realizarlas con telas de distintos tipos que pudieran o no servir para protegerse de la enfermedad, también fue un punto clave para no considerar de manera tajante su recomendación.

Antes sólo se veía a las personas usarlas en hospitales, empresas donde se trabaja con gases, o protegerse de la misma contaminación.

Pero era raro, sobre todo ver a una mujer usarlas en la calle, y por un largo tiempo. La cultura musulmana de resguardar los rostros se notaba lejos para Latinoamérica y otras partes del mundo.

En nuestro tiempo el coronavirus vino a cambiarlo todo, y la mayoría de nosotros en la actualidad tenemos que cubrirnos parte de la cara.

Aunque existen hombres y mujeres con miedo a mostrar su rostro, y tal vez con esta medida se sienten más cómodos y seguros.

Sin embargo, algo se escondió, y estéticamente se perdió la sonrisa. La carcajada pasará solo a un símbolo ruidoso, pero no podrá apreciarse porque se quedará escondida.

Los críticos que gustan ver los rostros de los demás, al parecer se les terminará su trabajo. ¿Qué estarán pensando los comediantes y actores de teatro, donde se juega mucho con la expresión? ¿Y las azafatas? que deben recibir a las personas con una sonrisa.

Cierto es que estos instrumentos serán un componente necesario de nuestra vida diaria. Nos iremos acostumbrando a vernos detrás de la mascarilla por un largo tiempo.

Los ojos jugarán un papel importante, sobre todo para dar algunas señales que antes se hacían con los labios.    

Lo anterior es parte del disfraz, de lo que deseamos tener o encubrir.  De la coquetería, del egocentrismo, del morbo que reinará para descubrir realmente quién está detrás de...

Pero científicamente es importante usar el cubrebocas. Las autoridades de Salud nos dicen que ayuda a un menor contagio con las otras personas.

Los números que a diario se presentan en el país sobre esta enfermedad es una base para pensarlo.

Todos los días el virus se multiplica. Es una lástima no seguir las recomendaciones reales, y desechar lo que nos podría salvar la vida.

Existen personas con un historial de haber salido tres veces de forma consecutiva positivo. Un verdadero azote, sobre todo para la familia.

Enseñar o no el rostro no suele ser inspirador. La adulación y la vanidad por el momento buscarán otro camino.

Para algunos pueden ser puntadas, pero la realidad es evitar colapsar los hospitales.

PARÉNTESIS

El Nipah es un virus que es más mortífero que el Covid–19 y amenaza a la humanidad por un rebrote de la enfermedad que se ha dado en los últimos días, alertó la Organización Mundial de la Salud. Las autoridades sanitarias del mundo le han dado las siglas de VNi y fue descubierto por primera vez en 1988 en Kampung Sungai Nipah, Malasia. (kundera_w@hotmail.com)




DEJA UN COMENTARIO