OPINIÓN

Embarazos en adolescentes, ¿falta de comunicación o educación?
10/02/2020

Embarazo a los doce años. Cuentan los abuelos que era casi una tradición "juntarse" a esa edad cuando ellos vivieron su época.

Si pasaban de los 16 era porque la mujer se estaba quedando. No había noviazgo, más bien era una especie de escapatoria del hogar, que luego terminaba en formar una familia, por cierto, de manera numerosa, y que era duradera.

Ahora, los embarazos en mujeres jóvenes se detienen con uno o dos hijos máximo, pero la mayoría de ellas al final pasan a otra etapa, ser madres solteras. Las relaciones terminan de manera rápida.

De 2017 a 2018 se registró un incremento de 6.57 por ciento en la cifra de mujeres que se convierten en madres jóvenes, al pasar de 380 a 405 mil, alertó la Fundación México Vivo.

El tema de la sexualidad aún se mantiene como un tabú entre las familias. A pesar de que la información la tienen más a mano ayudados por las herramientas de las nuevas tecnologías, una de ellas, el internet.

La otra cara es la desintegración entre papá y mamá, quedando en medio la mujer adolescente, y muchas  veces sin saber qué hacer, buscando solo una válvula de escape ante la situación que vive.

Otra cifra señala que las entidades con más nacimientos con padres adolescentes son Coahuila, Nayarit, Chiapas, Oaxaca y Guanajuato donde se reportan entre 90 y 113 embarazos por cada mil personas.

Algunos especialistas remarcan que es la educación la que debe prevalecer para que las mujeres jóvenes puedan estar listas y prevenir un embarazo en esa edad.

Otro dato interesante es la comunicación, la que se va diluyendo cada vez más. Esta arma tan poderosa desaparece. En las familias está ganado terreno el celular o la televisión, quedando a un lado el habla, los mensajes de frente, lo virtual se antepone.

El abuso en niñas también contribuye para que la escala encuentre números en una tabla que en nada ayuda.

Sobre el embarazo en adolescentes, es la causa principal de mortalidad en niñas entre los 15 y 19 años en el mundo. El 90% de las muertes ocurren en países en vías de desarrollo, como México y el resto de Latinoamérica, y la mayoría de estas son prevenibles.

Pero la preocupación por esta problemática parte también de las tasas elevadas de abortos clandestinos y de la falta de conocimiento para buscar apoyo e iniciar control prenatal.

El embarazo adolescente no es solo un problema de salud global, sino que expresa desigualdad al presentarse en los estratos sociales bajos en comparación con los altos. Las variaciones en México van desde 97 adolescentes por cada 1.000 mujeres embarazadas entre la clase más desfavorecida, a 15 adolescentes por cada 1.000 mujeres embarazadas en la más alta.

Hoy la comunicación es clave. Hablar, escuchar y atender los problemas de los adolescentes.

PARÉNTESIS

El poeta Francisco Hernández será el homenajeado en las Jornadas Pellicerianas que inician el miércoles 12 de febrero en la entidad.  Además habrá lectura de obra, recitales y un intercambio de experiencias sobre el tema de Carlos Pellicer. (kundera_w@hotmail.com)




DEJA UN COMENTARIO