OPINIÓN

López Obrador, un presidente comprometido con Tabasco
20/10/2020

Tal como lo ofreció, el presidente Andrés Manuel López Obrador acudió a cumplir su palabra en torno al manejo del sistema de presas del Alto Grijalva. Es su respuesta a la grave situación que se vivió a principios de octubre y que revivió los temores de una inundación catastrófica como la de octubre-noviembre de 2007. Tabasco no se volverá a inundar, dijo el también tabasqueño y que por eso conoce a fondo nuestra problemática.

Durante su reciente visita a la entidad, López Obrador anunció que emitirá un decreto para que el manejo de la presa Peñitas –y de todo el sistema de presas- se ajuste a esquemas de protección civil, que se ponga en primer lugar la seguridad de la población antes que el mercado de la energía.

Sostuvo el mandatario federal: "Voy a emitir un decreto para que el manejo de la presa de Peñitas se ajuste a esquemas de protección civil; ya no se va a inundar el estado, porque ya no se va a soltar agua como se hacía para beneficio de las empresas generadoras de energía, empresas particulares".

Insistió el Presidente en algo que ya había denunciado desde la oposición y que también ha remarcado el gobernador Adán Augusto López: que por darles preferencia a las empresas particulares generadoras de energía se mantenía lleno el vaso de la presa Peñitas, de manera que ante la presencia de un huracán o de lluvias intensas, decidían hacer desalojos de agua en tal magnitud que se inundaba Tabasco.

Dijo AMLO: "ya no va a ser así, va haber un control estricto de las cuatro hidroeléctricas para que no haya inundaciones".

Aparte del manejo del caudal del agua de las cuatro presas, detalló que el secretario de Marina, Rafael Ojeda Durán, tiene instrucciones para adquirir dos dragas que permitan desazolvar los ríos. Recordemos que esto último se hacía en los gobiernos de Leandro Rovirosa y Enrique González Pedrero.

Otra orden anunciada por el Presidente fue la revisión y el mantenimiento de toda la infraestructura construida en el pasado con los planes contra inundaciones; de ser necesario se harán más bordos.

Es importante señalar que López Obrador conoce la compleja problemática del agua en Tabasco, sobre todo la relacionada con los ríos. Se puede anticipar que a las decisiones sobre el manejo de los caudales de las presas seguirán otras para los ríos de la Sierra, que no tienen control alguno y que también afectan a pobladores y productores.

Así como hubo un aplauso mayoritario a las acciones que ordenó el Presidente, también surgieron voces que criticaron las medidas por excesivas o por limitadas. Aunque todo esto es un tema de especialistas, técnicos y operadores, lo que sí podemos decir es que quienes habitamos en Tabasco y toda la zona de la planicie podemos estar tranquilos: tenemos la palabra de Jefe del Ejecutivo Federal. Como ha dicho en reiteradas ocasiones: no les voy a fallar.

Ahora la pelota está en manos de sus colaboradores, de los administradores de las comisiones Federal de Electricidad y Nacional del Agua, la Secretaría de Marina, los gobernantes estatales y municipales: el Presidente no puede quedar mal.

PRIMERA PARADA

Precisamente en el cumplimiento de la palabra empeñada y de su compromiso con los más necesitados y con los afectados, durante su visita a Tabasco dijo a sus paisanos que se atenderá a todos los que tengan un reclamo, y "no hace falta que se cierran carreteras". Los bloqueos que trastornaron el tráfico y que obligaron al uso de la fuerza pública, ya no tienen razón de ser.

López Obrador indicó que se ha entregado apoyo a 25.000 familias afectadas y los censos continuarán tanto como sea necesario. "Quiero decirles a mis paisanos que se les va a atender a todos, que se están haciendo los censos, y no solo eso, tengo el informe de que ya recibieron los apoyos para comprar los enseres que perdieron, que se han entregado apoyo a 25.000 familias".

Reiteró AMLO: "No va a quedar un damnificado sin ser atendido, no hace falta que se cierren carreteras, no son los gobiernos de antes, ahora es gobierno del pueblo con el pueblo y para el pueblo, yo no les voy a fallar ni a mis paisanos ni a todo el pueblo de México".

SEGUDA PARADA

Los tiempos que corren exigen mucha moderación y tranquilidad. A los mexicanos de nada nos sirve exacerbar el conflicto. La captura en Estados Unidos de Salvador Cienfuegos, ex secretario de la Defensa con Enrique Peña, es cuestión muy delicada. Es preciso evitar juicios apresurados. El Ejército es una de las instituciones más sólidas del país.

PARADA ESPECIAL

Hay motivos para las caras felices en el PRI por los resultados electorales en Coahuila –carro completo- y en Hidalgo. Pero no hay que apresurarse; son sólo elecciones muy locales. Pero también para Morena es un serio llamado de atención: AMLO no lo puede todo, hay que trabajar a ras de piso, con las bases.




DEJA UN COMENTARIO