OPINIÓN

Mariana, la estudiante invidente que va por su carrera universitaria
23/10/2020

Mariana Guadalupe Cámara Osorio es una joven que al nacer perdió su vista. Al reventársele la fuente a su madre a los siete meses, tuvieron que entubar a la pequeña, el problema fue que el oxígeno le quemó las retinas. Desde entonces es una persona con discapacidad diferente.

A pesar de no poder ver, eso no fue una limitante, al contrario, ayudada por su madre, ambas tomaron impulso, fuerza y dedicación para dar pasos agigantados.

Su primaria, secundaria y preparatoria las estudió en el municipio de Jalapa, aunque su lugar de origen es el Ejido Jahuacapa, de donde salía por las mañanas para llegar a la escuela.

Mariana dice que le da gracias a su madre porque nunca la escondió, como hacen muchos padres. Ella tuvo la fortuna que siempre le dio ánimos para proponerse metas y alcanzarlas, la más reciente es entrar a la universidad y empezar la carrera de Comunicación.

Acepta que su vida está llena de retos. Desde que inició con su primaria enfrentó dificultades como el apuntar las tareas y realizar los ejercicios de matemáticas, pero igual agradece a sus maestros por el apoyo y la dedicación que le brindaron.

"Tuve momentos donde pensé tirar la toalla, sin embargo, tomaba un respiro, y de nuevo mi madre me tomaba de la mano para decirme que los desafíos se enfrentan con carácter y se deben vencer".

"En mi mente está que cuando termine la carrera, y luego pueda desarrollarme profesionalmente, quiero regresarle a mi madre algo de lo mucho que me ha dado, sé que falta caminar más, que se presentarán nuevos obstáculos, pero no voy a fallar".

De su madre admira que nunca se da por vencida, y desde siempre tomó la batuta para llevarla de la mano a no tener miedo a la vida, y sacarla adelante.

Desde la secundaria y luego en la prepa supo hacer amigos, personas que igual le alentaron para continuar, a ellas (Paola Berenice y Cristian María) igual les da las gracias por esos momentos de calma y fortaleza que necesitó en su momento.

Mariana Guadalupe escribe poemas, canciones, lee novelas, historia, lo mismo cocina y tiene pláticas de largas horas con su madre, aunque igual visita su Facebook para comunicarse con sus amigas.

"¡Soy una persona normal!", así lo asegura, con todas sus letras, y en efecto, hasta el momento ha logrado lo que muchos jóvenes no. 

Para Mariana la vida lo es todo, porque desde que nació fue invitada a luchar, y por ese motivo se considera una guerrera.

Su madre igual comparte esa fortaleza, y ambas continúan juntas en ese ir y venir de la vida.

Mariana Guadalupe es sinónimo de ejemplo vivo. Una mujer que difícilmente podrá decaer. Su sonrisa está llena de emociones, y su voz alienta a cualquiera.

La luz que irradia invita a ver las cosas de otra manera, a pesar de que los momentos no son fáciles para muchos.

PARÉNTESIS

El gobierno de Tabasco y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) firmaron un convenio de colaboración de Adhesión en Materia de Investigación de Hechos relacionados con la probable Comisión de Delitos Fiscales y Financieros, con el fin de devolverle al estado 'lo que los criminales le han quitado'. Se trata de comenzar a combatir el robo en las grandes esferas, las de "cuello blanco", porque en el pasado se concentraban en los pequeños que actuaban por necesidad o desconocimiento.




DEJA UN COMENTARIO