OPINIÓN

ESCALA CRÍTICA

Para 2024: partidos, métodos y candidatos; entre la democracia y la disciplina interna
24/11/2021

SON OTROS tiempos, otro estilo. No hay tapados, dice el presidente Andrés Manuel López Obrador. Por lo menos no en la coalición gobernante. Hay quienes afirman, desde la oposición, que abrir un abanico de nombres es una forma de cubrir a quien está en el ánimo de Palacio Nacional. Pero el mandatario rechaza los viejos modos del tapadismo priista. No somos iguales, insiste.

Apenas pasadas las elecciones intermedias del 2015, el fundador de Morena sostuvo que en el "flanco progresista liberal hay muchísimos" posibles abanderados(as). Aquellas declaraciones fueron tomadas como un "destape" de las cartas visibles para la sucesión entre quienes están en el gabinete.

El mandatario mencionó entonces a Claudia (Sheinbaum) y Marcelo (Ebrard), que ya aparecían con frecuencia en las especulaciones. También refirió a Juan Ramón de la Fuente, Esteban Moctezuma, Tatiana Clouthier y Rocío Nahle. Y lo mismo señaló que "afortunadamente hay relevo generacional" (julio de 2021).

MUCHO MÁS QUE DOS

LOS MEDIOS hicieron notar la ausencia en esa nómina de un declarado aspirante: Ricardo Monreal Ávila. Éste, quien en 2017 buscó la candidatura de la Jefatura de Gobierno frente a Sheinbaum, acusó de recibido el mensaje e insistió en su pretensión. Quizá, se dijo entonces, AMLO no lo nombró porque es senador (Poder Legislativo), y sólo se refirió a quienes integran su gabinete (Poder Ejecutivo).

En otra ocasión López Obrador fue más allá y señaló que la lista de posibles abanderados de Morena se extendía a las gubernaturas. Fue entonces cuando se comenzó a mencionar el nombre de Adán Augusto López Hernández, todavía gobernador de Tabasco. Esta versión cobró fuerza al ser incorporado en el gabinete como secretario de Gobernación. La semana pasada, el dirigente nacional morenista Mario Delgado dijo que López Hernández tiene "todas las características para ser incluido dentro de los aspirantes".

Podría también afirmarse que la nómina no está cerrada. Por las recomendaciones del presidente López Obrador se da por hecho que Morena recurrirá a las encuestas para seleccionar a su representante en las boletas para la sucesión del 2024. Pero, ¿qué tipo de encuesta?

Internamente se habla de la contratación de empresas privadas que realicen "encuestas espejo", como las que se usaron en la selección de candidatos y candidatas a las gubernaturas. Hay quienes –como Monreal- plantean una "encuesta semi abierta", del tipo de la consulta popular que organiza y supervisa el Instituto Nacional Electoral (INE). Como antecedente se puede citar la encuesta que organizó el INE para definir al quien dirigiría el comité nacional de Morena, en la contienda entre Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo.

OPSITORES, LIDERAZGO AUSENTE

CUALQUIER método que elijan Morena o los partidos opositores tiene sin duda como objetivo evitar la confrontación interna, el riesgo de rupturas en una circunstancia en la que nos estamos acostumbrados al debate abierto y que venimos –diría el historiador Lorenzo Meyer- de una cultura autoritaria. La ventaja de la coalición gobernante es que el presidente López Obrador conducirá su propia sucesión; existe un liderazgo incontrastable.

¿Qué métodos seguirán los opositores? Así como se da por hecho que Morena irá con sus aliados Partido del Trabajo y partido Verde Ecologista de México, es casi seguro que se reconstruya la alianza de los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática como en 2018, sólo que en esta ocasión sumando al PRI (Revolucionario Institucional). Aunque hasta ahora Movimiento Ciudadano ha optado por acudir sin coaliciones a los comicios estatales e intermedios, se puede anticipar que en la recta final rumbo al 2024 buscará tener un candidato propio para ofertarlo a la alianza PRI-PAN-PRD.

Quizá como parte de su estrategia para lograr una mayor presencia nacional la coalición opositora recurra a una elección primaria. Recordemos que para los comicios del 2006 el PRI acudió a ese método de "consulta", aunque estuvo marcado por el escándalo que obligó al retiro anticipado de Arturo Montiel, quedando Roberto Madrazo como aspirante único realizándose una "interna" con Everardo Moreno como sparring.

AL MARGEN

DESDE este espacio mis condolencias a los hermanos Adán Augusto, Silvia Aurora, Rosalinda y Melchor López Hernández por el fallecimiento de Doña Aurora Hernández Sánchez. Junto a su esposo Payambé López Falconi –cuyo deceso hubo que lamentar en diciembre de 2020-, tuvo un papel fundamental y discreto en el movimiento iniciado por Andrés Manuel López Obrador en 1988. Descanse en paz. (vmsamano@hotmail.com)



MÁS CONTENIDO DEL AUTOR


DEJA UN COMENTARIO