OPINIÓN

ESCALA CRÍTICA

Pemex, buenas noticias; confirman reservas extraordinarias en yacimiento tabasqueño
07/12/2019

*Apenas en julio pasado aprobaron 46 millones de dls para su desarrollo

*Refuerza la idea de que Tabasco será clave en la recuperación petrolera

*Ya cumplí para resolver tarifas de CFE y no pago, dice López Obrador

LA VISITA del presidente Andrés Manuel López Obrador a los yacimientos terrestres y de aguas someras en Tabasco fue acompañada de una prometedora noticia: el anuncio del director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, sobre la confirmación de la existencia de un yacimiento gigante en lo que se conoce como el campo Quesqui, en Huimanguillo. Se calcula que tiene reservas de 500 millones de barriles de petróleo crudo equivalente de categoría 3P”, y una reserva adicional de unos 200 millones de bdp más.

El pozo terminó de perforarse en junio de este año. Se extraen actualmente cuatro mil 500 barriles de petróleo crudo por día; es posible elevar este volumen hasta siete mil 500 barriles diarios. Podemos recordar que para el campo Quesqui se anunció en julio pasado una inversión de 46 millones de dólares en la evaluación del área terrestre, con el objetivo de evaluar el potencial petrolero. La inversión resultó positiva.

Hago un paréntesis: los resultados son diametralmente opuestos al fracaso, por ejemplo, de la exploración en gobiernos y administraciones precedentes (Fox, Calderón, Peña) en aguas profundas, donde se derrocharon más de ¡160 mil millones de dólares!, sin resultado alguno.

Ante un visiblemente satisfecho López Obrador, el titular de Pemex consideró que estando en operación los 11 pozos del área Quesqui se obtendrían 69 mil barriles dpd en 2020 y hasta 300 millones de pies cúbicos de gas.

Resulta lógico que anuncios como éste sean tomados con cierto escepticismo por las experiencias anteriores en las que Peña y Calderón anunciaron “megayacimientos” que no se concretaron. Pero, como diría AMLO, “no comparen, no somos lo mismo”. Bastarán unas semanas para confirmar el avance en la plataforma de extracción.

Durante el recorrido del viernes en el campo Quesqui, el Presidente visitó el Pozo Uno que se terminó de perforar el 17 de junio. Refiere un entusiasta mensaje de Pemex: que desde 1987, con el descubrimiento del campo Sen en Nacajuca, Tabasco, con 536 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, no se había logrado un descubrimiento de la importancia del yacimiento en Huimanguillo.

TODOS, TODOS, TODOS

LOS COMPROMISOS se cumplen y yo ya cumplí, dijo el presidente López Obrador en relación a los acuerdos para bajar la tarifa de la electricidad en Tabasco y establecer un convenio para el “borrón y cuenta nueva” de los deudores de la ex paraestatal, en especial aquellos que desde 1995 se sumaron a la convocatoria de la resistencia civil (desobediencia civil, dijo el mandatario) en protesta por los “fraudes electorales recurrentes”.

No fue necesario esperar la presencia del director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, en la conferencia matutina del Presidente, para que se abordara un tema complejo. Como se anunció, está previsto que el lunes acudan a ese foro de Palacio Nacional el titular de la CFE, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza.

En efecto, ayer el mandatario federal sostuvo que ya no hay motivo para mantener el “no pago” en un servicio básico. Explicó: “El gobernador Adán Augusto López Hernández llegó a un acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad, aceptado por todos, para iniciar una etapa nueva con el compromiso de que se iba a terminar con la resistencia civil pacífica; y se aceptó por la mayoría de la gente con el propósito también de bajar la tarifa. Se logró eso y se está cumpliendo”.

Ante las diversas expresiones de inconformidad indicó que “siempre existen”, aunque en este caso “siento que no hay razón, porque ya no son las condiciones. Se cumplió con el acuerdo (…) Ya se terminó lo de la resistencia civil con el compromiso de que se pague una tarifa justa y es lo que se logró en Tabasco”.

Interrogado sobre si haría un llamado a los usuarios para que paguen su consumo de luz eléctrica respondió que la convocatoria era para “todos, que cumplamos con nuestra responsabilidad, todos, todos, todos”.

Abundó, porque es un asunto que le compete no sólo como Presidente sino como abanderado que fue de la protesta contra las altas tarifas, que aprovechaba para decir a todos los usuarios de la CFE “que estamos cumpliendo el compromiso de no aumentar el precio de la energía eléctrica. Un año llevamos así. Puede ser que por ahí salga alguien a decir: ‘Mi recibo me vino más elevado’, puede ser la excepción, pero no la regla, porque di una instrucción: que no aumente en términos reales el costo de la luz para los usuarios”. Para que no quede duda subrayó: “no sólo no aumentó, sino que en términos reales había bajado el precio de la luz en el país, a nivel nacional”.

La instrucción y el compromiso fueron reiterados públicamente; la operación debe ser eficiente y quitarle problemas al Presidente.

AL MARGEN

Hay comentócratas a los que, dicho sea con respeto, nada les embona. Descalifican los resultados del gobierno federal en 2019 por considerarlos insuficientes. Desde luego, existen insuficiencias en diversas áreas. AMLO reconoció pendientes en su mensaje de primer año: 11 compromisos de 100, para los que pidió otro año.

En cambio, esgrimir la descalificación nada aporta al debate razonado por la eficacia gubernamental. La gestión pública debe interesar a todos, simpatizantes o no del Presidente y la 4T. Pero se sabe que las anteojeras ideológicas no se interesan por el bien común. (vmsamano@hotmail.com)




DEJA UN COMENTARIO