OPINIÓN

SELVA TABASQUEÑA

SELVA TABASQUEÑA
05/12/2018

No se debe perder de vista la "operatividad" que los activos (Diputados locales, federales y funcionarios) de MORENA, del nuevo régimen pues, están desplegando para meter al riel a los líderes e impulsores de la inconformidad contra la actividad vinculada a los hidrocarburos; ya hace unos días en vísperas de la llegada de la 4ta se causó "polvareda" a ras de tierra, cuando en comunidades de Jalpa de Méndez el ejército, la policía federal y los equipos especiales de la empresa productiva del Estado entraron al levantamiento de mediciones y supervisión de puntos en zonas marcadas con potencial para la exploración y perforación, la "operatividad" fue tan efectiva que hasta un helicóptero bien "equipado" sobrevolaba los alrededores monitoreando que todo ocurriera en santa paz y hasta el alcalde de la tierra de la butifarra, "coopelo" en todo, un mensaje inequívoco de que para que la palanca del desarrollo sea impulsada por el boom energético, es necesario (y están decididos a) que se acaben los bloqueos, los cierres y tomas de camino, propiamente que se extinga la industria de la reclamación; recordemos que no por nada en Plaza de Armas AMLO espetó a sus paisanos aquel "échenme la mano".

Además, la estrategia esta tan bien armada que en ayuntamientos como Huimanguillo y Paraíso, los ediles morenos tienen insertado en sus equipos a hombres que antaño eran la punta de lanza para las reclamaciones, bloqueos y demandas contra Pemex, hoy están ya "maniados" con el cargo; resalta también como sin aspavientos se han acercado, palmeado y escuchado a los afectados abanderados por doña Verónica, a quienes le han prometido que sus expedientes serán debidamente analizados y resueltos con las reglas y transparencia de la nueva gerencia petrolera.

También se comenta entre el "gremio" de reclamantes, que como parte de la famosa operatividad, se ha optado por sacar del retiro a líderes de antaño que ya estaban en la hamaca alejados de todos esos entuertos, ello con el afán de crear un contrapeso a los cabecillas que opongan resistencia a la sana domesticación. Ya veremos qué tan aceitado esta la multi-mentada operatividad...

Zarpazo. Fernando Valenzuela Pernas ha fungido como un Fiscal de hierro; sin duda una de las mejores características es su profesionalidad y la otra (que a muchos desquiciaba) es la solemne discreción mantenida, misma que la estructuración de los casos ameritaba; nunca se dejó seducir por el protagonismo, y si asumió con empatía su posición de compañero de trabajo, entendiendo en todo momento que se debía a sus hombres y mujeres que hacen de la fiscalía un ente funcional y al servicio de la gente; no negó retos y alentó a seguir en la preparación y modernización para la mejor procuración de justicia.





DEJA UN COMENTARIO