OPINIÓN

ESCALA CRÍTICA

Un plan para rescatar a Tabasco es ahora o nunca; el reto de AMLO
18/11/2020

MUY COMPLICADO se observa el futuro de Tabasco, pero el hecho de que haya en la Presidencia de la República un político oriundo de esta entidad alienta la esperanza de un verdadero plan no sólo contra los desastres de las inundaciones, sino de pleno desarrollo. Es ahora o nunca, escuchamos decir al recordar que es la primera vez que un tabasqueño ocupa la jefatura del Estado Mexicano.

Lamentablemente en estos recientes años a Tabasco le ha tocado la secuela de una serie de crisis, agudizadas por las inundaciones del 2007, pero también producto de un modelo económico y político errático y excluyente.

Escucho decir también con frecuencia que Tabasco padece una división desde finales de los ochenta; más concretamente desde 1988 cuando por primera vez una oposición organizada disputó el poder al PRI en condiciones de verdadera competitividad. Al frente de la disidencia se colocó precisamente quien ahora es presidente.

LAS ÉLITES Y LAS MAYORÍAS

DIVERSOS investigadores, entre otros Rodolfo Uribe, Juan Carlos Guzmán y Cirilo Antonio Guzmán, han documentado lo que podemos denominar la división pero de las élites. Hay una serie de estudios y testimonios que nos indican que el atraso de Tabasco –o si se quiere la creciente marginación  de una mayoría-, se remonta a una historia de explotación y de la propia circunstancia geográfica. La irrupción de la industria petrolera como actividad preponderante agudizó la inequitativa distribución del ingreso. De esto último existe un certero análisis de Firdaus Jhabvala.

Las crisis más recientes –caída de los ingresos petroleros, corrupción, quiebra presupuestal, coletazo del COVID y la evidencia del atraso sanitario, ahora las inundaciones-, han sacado a flote la gravedad de las circunstancias que deben resolver los gobiernos y la sociedad. Una palanca fundamental tiene que ser la acción de la administración federal, más todavía –como indicamos líneas arriba- teniendo a un presidente oriundo de Tabasco y que conoce los límites, potencialidades y carencias del estado y su población.

El plan de reconstrucción frente a las inundaciones y la propuesta integral para el desarrollo que será presentado de manera formal en unos 15 días, conforme anunció el gobernador Adán Augusto López, tiene que ir mucho más allá del manejo de las presas, la infraestructura de protección y la gestión del agua (y del petróleo). Pero sin estas acciones –y la previsión del cambio climático-, cualquier inversión en la entidad estará condenada a un desgaste o pérdida permanente.

En los párrafos anteriores el columnista no hace más que resumir –simplificadamente-, conversaciones tenidas con estudiosos, investigadores y pobladores que se ocupan de la experiencia tabasqueña. Un territorio que, por cierto, no está hecho para un excesivo asentamiento de personas. Este tema vale el recurso de tratarlo aparte: somos demasiados para mucha agua y poco suelo.

JUNTOS...¿Y REVUELTOS?

COMO era previsible, los dirigentes estatales del PRI, PRD y PAN  confirmaron una alianza electoral total para las elecciones de alcaldes y diputados locales en los comicios del 2021. Tras una reunión que encabezaron ayer Dagoberto Lara, Francisco Cabrera y Pedro Hidalgo, adelantaron que será el tricolor el que proponga al candidato para la ambicionada presidencia municipal de Centro. En el encuentro también participaron Lorena Beaurregard, Juan José Rodríguez Prats, Adrián Hernández Balboa y César Rojas.

A pesar de la insistencia de los reporteros, los líderes partidistas en la oposición se negaron a confirmar si su abanderado sería el ex gobernador Andrés Granier o el también ex mandatario Manuel Andrade; otro que se menciona es el ex aspirante Adrián Hernández Balboa. "Vamos a explorar todas las alternativas", insistió Lara Sedas.

Por su parte, Lorena Beaurregard consideró que buscan construir una gran alianza ciudadana, en la que los partidos "sean el instrumento de una verdadera representación popular". La ex legisladora, quien se descartó para candidatura alguna en la contienda próxima –dijo preferir ser promotora de la unidad opositora- advirtió que la falta de conocimiento de las autoridades electorales sobre la aplicación de la paridad de género puede generar graves confusiones.

Sería la segunda ocasión en la que el PRD y el PAN realizan una alianza electoral; la anterior fue en el 2018; el blanquiazul perdió su registro local por la baja votación obtenida en Tabasco, pero conserva su inscripción nacional. Con el PRI sería la primera vez ya que el coaligado tradicional del tricolor era el PVEM ahora más cercano a Morena. Otro instituto de la coalición que apoyó a Ricardo Anaya, Movimiento Ciudadano, se propone ir sin alianzas en la contienda del 2021.

AL MARGEN

 

POCO a poco disminuyen las aguas en comunidades y casas habitación. Se requiere a la par de la atención a los damnificados una intensa campaña de saneamiento, y no sólo por la epidemia del COVID-19, sino por las condiciones insalubres de nuestro entorno.

Es cierto que la solidaridad nacional e internacional con los habitantes de Tabasco no ha tenido la magnitud y celeridad de la del 2007, pero las autoridades aseguran que existe suficiente abasto. El problema es la dificultad para hacer llegar la ayuda a poblaciones aisladas y dispersas. El presidente López Obrador confirmó que dio instrucciones a la Secretaría de la Defensa para que sean sus elementos quienes acopien todo el apoyo de gobiernos extranjeros y de empresas nacionales.

De acuerdo a AMLO se trata de evitar que sea desviada la ayuda "como sucedía antes". Ofreció absoluta transparencia en el registro y reparto. (vmsamano@hotmail.com)




DEJA UN COMENTARIO