ACTUALIDAD

NOTICIAS

ACTUALIDAD



06/07/202009:22 a.m.Autor: RedacciónFuente: Agencias
Esta es la razón por la que sientes tanta hambre por la noche

Aquí te presentamos la respuesta a la incógnita, además de opciones para combatirla

El hambre nocturna, no es un síntoma que deba preocuparnos, ni quitarnos el sueño, es un reclamo natural que pide el cuerpo, aunque muchos no se explican por qué sucede.

El culpable de ese impulso por devorar comida, casi siempre grasienta, para acabar con las ansias de quitar esa saciedad en el cuerpo, no es otro que tu cerebro.

Luego de un estudio científico, se comprobó que los sistemas de saciedad y de placer son menos responsivos y generan estímulos más débiles en la noche. Eso podría explicar también por qué no sólo tendemos a comer más cantidad de comida, sino que tendemos a elegir alimentos poco saludables y ricos en grasa y más en esas personas que están empezando a hacer dietas.

Otra razón por la que puedes sentir necesidad de ingerir mucha comida en la noche, es porque no duermes suficiente, o duermes muy mal. Si no descansas las horas necesarias, tu sensación insaciable aumentará y te encontrarás revisando desesperadamente los cajones de tu casa en busca de un chocolate.

Ahora que sabemos cuál es la razón, viene la solución, y no es mas que seguir las mismas indicaciones saludables, principalmente el dividir nuestros tiempos de comida y descansar mínimo las 8 horas que necesita el cuerpo, aparte, aquellas personas que realizan ejercicio deben saber que el 70% es alimentación, 15% el ejercicio y 15% el descanso.

Cuando de snacks se trata, lo mejor es elegir algo que sea bajo en calorías. Un poco de carbohidratos te harán dormir mejor y si los combinas con un poco de proteína te sentirás satisfecho hasta la hora del desayuno.  

Te puede interesar: Con cerveza y banda en vivo celebran reapertura de playas en Guasave

Aquí te presentamos algunas opciones saludables:

Cereal: Un puñito de cereal multigrano con leche es una opción perfecta. Lo mejor es elegir cereales sin azúcar, ya que podrían arruinar tu sueño.

Queso: Te recomendamos un queso con bajo contenido de grasa, por ejemplo un queso mozarella o queso oaxaca. 

Manzana y crema de cacahuate: El mix sabe delicioso. Usa solamente una cucharada de crema de cacahuate para no elevar el contenido calórico. 

Pan y aguacate: Recomendamos un pan integral y unas dos cucharadas de aguacate. Sazona con sal y pimienta. 

Yogurt griego: Si se te antoja algo dulce, aléjate de cualquier alimento azucarado. Mejor come un bowl pequeño de yogurt y endúlzalo con fruta. 

Queso cottage: Una porción de queso cottage acompañado de un poco de fruta será el snack fresco perfecto de media noche. 

Queso y galletas: Opta por galletas multigrano y no exageres con la cantidad de queso. Corta rebanadas delgadas y disfruta. 

Palomitas: En vez de llenarte con una bolsa de papas llenas de sal y fritas prepara unas palomitas y come dos tazas. Te sentirás satisfecho y ligero. 

Huevo duro: Un huevo duro tiene más o menos 80 calorías y tiene todo tipo de grasas y proteínas sanas. 

Avena: Un plato de avena calientita para las noches frías. Al estar llenas de fibra te harán sentir satisfecho rápidamente. 


Loading...