OPINIÓN

NOTA BENE

La importancia del segundo debate: Ese si puede definir la elección
05/06/2018

Contrario a lo que se decía por diversos especialistas y opinadores profesionales el primer debate para Gobernador que se celebró en Tabasco si tuvo consecuencias entre el electorado. A pesar de que todos los partidos políticos, y sus candidatos, se dieron como ganadores, fue muy evidente como se comenzaron a mover los números hacia uno u otro lado. El morenista Adán Augusto López se ha mantenido, sin retroceso, aunque tampoco ha subido, mientras la candidata priista Gina Trujillo ha ido subiendo de forma permanente en las preferencias, y el Perredista Gerardo Gaudiano también se ha mantenido en el tercer lugar, aunque con un leve descenso y Oscar Cantón, el verde externo, ha sufrido una baja considerable. Los Independientes rondan desde el 4 por ciento hasta casi ser insignificantes. Todo lo anterior se puede extraer de un ejercicio de comparación entre todas las encuestas serias que se han publicado para Tabasco. Es decir que el primer debate, más los actos y propuestas de campaña, han favorecido con mayor porcentaje a Gina Trujillo. Por eso el segundo debate que tendrá lugar el próximo 8 de junio tiene una mayor relevancia a estas alturas de la campaña electoral porque cuanto más se acerca la fecha de la votación mayor impacto tiene entre los ciudadanos el resultado de una confrontación de ideas y del comportamiento de los candidatos y candidatas frente a sus adversarios en donde demostrarán su temple y capacidad dialéctica. Este debate no solo tendrá consecuencias entre los políticos y los periodistas sino que será expresamente diseñado para la opinión pública y no para la publicada que con ser importante no será definitiva para que los indecisos se decanten a uno u otro lado. Si bien es cierto que a nivel nacional las campañas no solo están subiendo de tono y se puede asegurar que la confrontación entre partidos y candidatos alcanza lo grotesco mantengo mi opinión de que en Tabasco están siendo más que aceptables los rifirrafes y los contendientes tienen todavía un margen civilizado para usar antes de pasar a los improperios que se manejan en la elección para presidente. Incluso se puede decir que el primer debate fue bastante tranquilo para lo que se esperaba. Ya se sabe que una buena capa de honorabilidad todo lo tapa, pero surge alguien, de pronto, que tira de la capa y descubre que el encapuchado la usaba para encubrir sus más íntimos productos fisiológicos. Y eso no ocurrió. La mayoría de los votantes está harta de votar y de que su voto sirva para lo que sirve una raya en el agua con un palo. La papeleta se ha convertido en una pieza del puzle nacional porque México es un rompecabezas donde, según la célebre estadística machadiana nueve embisten y uno piensa. Lo que no dijo don Antonio Machado, aunque lo experimentó después, es que lo único en lo que pensaban era en machacar a los que pensaran de otra manera. La altura de cualquier dirigente depende del tamaño de los demás. Todos persiguen el éxito, pero hacia el éxito hay que saber correr.





DEJA UN COMENTARIO